Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es un tipo de enfermedad pulmonar crónica (de largo plazo) que incluye enfisema y, por lo general, bronquitis crónica. La EPOC puede dificultar la respiración. Las mujeres pueden ser más propensas a desarrollar EPOC por fumar o, en casos muy raros, por la exposición a la contaminación o productos químicos. Se puede tratar la EPOC con medicamentos, pero es una enfermedad de por vida que por general empeora con el tiempo. También puedes tomar medidas para evitar la EPOC.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la EPOC?

La EPOC es el nombre que recibe un grupo de enfermedades que incluyen enfisema y, por lo general, bronquitis crónica. La bronquitis crónica y el enfisema por lo general ocurren al mismo tiempo en la misma persona.

La EPOC es una enfermedad progresiva y crónica que dificulta la respiración. Crónico significa que las personas con EPOC tendrán EPOC por el resto de sus vidas. Progresivo significa que los síntomas continuarán empeorando.

Una persona con EPOC tiene vías respiratorias que no permiten tanto la entrada de aire a los pulmones como en las vías respiratorias y pulmones sanos. Las vías aéreas también se pueden inflamar, lo que provoca que las células produzcan más moco de lo normal. Esto puede provocar tos crónica para eliminar el exceso de moco.

¿Qué es la bronquitis crónica?

La bronquitis crónica es una inflamación de la pared de los conductos bronquiales, las vías respiratorias que usas para respirar. La inflamación dificulta el flujo de aire desde y hacia los pulmones. Esto provoca la tos con moco espeso o flema. Una persona con bronquitis crónica tose con moco la mayoría de los días.

Con el tiempo, la irritación por la inflamación y la tos también hace que las paredes de los conductos bronquiales se engrosen y desarrollan cicatrices. Si las paredes se engrosan mucho o tienen cicatrices, pueden bloquear el paso del aire desde y hacia los pulmones. Esto causa dificultad para respirar, tos y sibilancia.

La mayoría de las personas con bronquitis crónica tienen EPOC. Fumar cigarrillos es la causa más común de la bronquitis crónica en mujeres y hombres.1 Las mujeres tienen el doble de posibilidad que los hombres de ser diagnosticadas con bronquitis crónica.2

¿Qué es un enfisema?

El enfisema es un tipo de EPOC. En el caso del enfisema, el tejido pulmonar se debilita, y las paredes de los sacos de aire (alvéolos) se rompen. Normalmente, el oxígeno del aire pasa a la sangre a través de las paredes de los sacos de aire de los pulmones. Si tienes enfisema, las paredes de los sacos de aire dañados causan que llegue menos oxígeno a la sangre. Esto causa dificultad para respirar.

Fumar cigarrillos es la causa más común de enfisema.3 Hay más hombres con enfisema que mujeres, pero esto puede estar cambiando. Ahora tenemos casi la misma cantidad de mujeres diagnosticadas con enfisema que de hombres.4

¿Quién padece de EPOC?

La EPOC por lo general afecta a personas mayores de 40. Hay más mujeres que hombres afectadas de EPOC.5 Las mujeres también desarrollan EPOC a menor edad (por lo general entre 45 y 64). Además, la cantidad de hombres que mueren por EPOC está disminuyendo, mientras que la cantidad de mujeres que mueren por EPOC continúa en aumento.6

Los investigadores no saben con exactitud por qué la EPOC afecta más a las mujeres. Los investigadores creen que puede ser por:

  • El número de personas que fuman ahora es casi tan alto como el de hombres que fuman.7 Los expertos creen que fumar cigarrillos puede ser más dañino a los pulmones de las mujeres.8 Las mujeres tienen pulmones y conductos bronquiales más pequeños que los hombres, así que la misma cantidad de humo inhalado puede causar más daño.
  • La hormona estrógeno puede hacer que los pulmones de las mujeres sean más sensibles a la exposición al humo del tabaco.9
  • Algunos estudios muestran que respirar contaminantes como el polvo puede afectar a las mujeres más que a los hombres.10 Las mujeres por lo general tienen pulmones y conductos bronquiales más pequeños, por lo que la misma cantidad de contaminantes inhalados puede causar más daño.

¿De qué manera afecta la EPOC a la salud de las mujeres?

Las mujeres que viven con EPOC por lo general tienen otros problemas de salud, entre ellos:

  • Asma. Muchas mujeres con EPOC también tienen asma, otro tipo de enfermedad pulmonar.8
  • Osteoporosis. Esta afección es más común en mujeres, pero más de la mitad de las personas con EPOC tiene osteoporosis. Los expertos no están seguros por qué es así. Puede estar relacionado con los medicamentos con esteroides que a veces se usan para tratar la EPOC. Pero algunos estudios muestran que la EPOC es un factor de riesgo para desarrollar osteoporosis incluso sin la medicación.11
  • Ansiedad y depresión. La ansiedad y la depresión también afectan a muchas mujeres con EPOC. En un estudio, las mujeres con EPOC tenían mayores niveles de ansiedad y depresión en comparación con hombres con EPOC y mujeres sin EPOC.12
  • Enfermedad cardíaca. Los investigadores creen que la EPOC puede causar inflamación en el cuerpo, incluidos los vasos sanguíneos. Esta inflamación puede hacer que los vasos sanguíneos se endurezcan y aumenta el riesgo de acumulación de placa. Con el tiempo, esto puede provocar enfermedad cardíaca.13,14

Las mujeres con EPOC también pueden tener otros problemas de salud causados por fumar y por el humo de segunda mano. Entre ellos están el cáncer de pulmón, la hipertensión y las cardiopatías.

¿Cuáles son los síntomas de la EPOC?

Al principio, la EPOC puede no presentar síntomas. O se pueden tener síntomas leves que se pueden confundir con otras enfermedades. A medida que la EPOC empeora, por lo general los síntomas se agravan.

Los síntomas frecuentes de la EPOC incluyen:

  • Tos recurrente o tos con mucho moco o flema (que se conoce como la "tos de fumador")
  • Falta de aire, especialmente durante la actividad física moderada
  • Sibilancia (un silbido o chiflido al respirar)
  • Opresión en el pecho

Los estudios demuestran que la EPOC puede no ser diagnosticada en las mujeres.8 Eso puede deberse a que la EPOC era más frecuente en hombres hasta hace poco tiempo. Si tienes síntomas de EPOC, habla con tu médico sobre los análisis para la EPOC.

¿En qué consiste el diagnóstico de la EPOC?

Para descubrir si tienes EPOC, tu médico puede:

  • Hacer preguntas sobre tus síntomas, salud e historial familiar de salud
  • Hacer preguntas sobre tu exposición, ahora o en el pasado, a factores que puedan causar EPOC, como fumar tabaco, la contaminación ambiental, el polvo o los químicos
  • Realizar un examen físico, con un estetoscopio para escuchar la sibilancia u otros sonidos inusuales en el pecho
  • Realizar una prueba de espirometría. Para esta prueba, tu médico te hará inspirar profundo y soplar tan fuerte como puedas en una máquina que mide cuánto aire puedes expirar y cuán rápido.

Otras pruebas pueden incluir:

  • Radiografías de pecho o tomografía computarizada (TC) de pecho. Estas pruebas crean imágenes del corazón y de los pulmones. Las imágenes pueden mostrar signos de EPOC. También pueden mostrar si tus síntomas son causados por otra afección, como insuficiencia cardíaca.
  • Prueba de gasometría arterial. Esta prueba de sangre mide los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en tu sangre. Puede ayudar a determinar si necesitas terapia con oxígeno.
  • Oximetría de pulso. Esta prueba también mide los niveles de oxígeno en tu sangre pero usa un clip indoloro, llamado sonda, en tu dedo o en el lóbulo de la oreja. La sonda usa luz para indicarle a tu médico si necesitas oxígeno adicional.

¿En qué consiste el tratamiento contra la EPOC?

Dejar de fumar es la única manera comprobada de reducir la EPOC.15 Recibe ayuda gratuita para dejar de fumar en 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669) o en el sitio web Smokefree Women. Los medicamentos y otros tratamientos pueden aliviar algunos de los síntomas por algún tiempo. Pero los tratamientos no repararán ningún daño pulmonar que ya exista.

Tu médico trabajará contigo en un plan de tratamiento que puede incluir:

  • Medidas para tomar en el hogar, como dejar de fumar para evitar más daños a los pulmones
  • Medicamentos para abrir las vías respiratorias y disminuir la inflamación. Los medicamentos comunes para la EPOC incluyen los corticosteroides inhalatorios, otros medicamentos antiinflamatorios y broncodilatadores. Ya que las personas con EPOC tienen riesgo de desarrollar infecciones pulmonares, es probable que necesites antibióticos.
  • Rehabilitación pulmonar para ayudar a afrontar la EPOC física y mentalmente. La rehabilitación puede incluir ejercicio, entrenamiento para controlar la enfermedad y consejos de nutrición y ejercicios.
  • Oxigenoterapia a través de un tubo o máscara, si tienes EPOC grave
  • Cirugía para eliminar las partes dañadas de los pulmones o reemplazar los pulmones (trasplante pulmonar)

Si tengo EPOC, ¿necesitaré un trasplante pulmonar?

Tal vez. Si los síntomas de la EPOC son graves y los medicamentos ya no funcionan, es probable que tu médico te hable sobre un trasplante pulmonar. Los trasplantes pulmonares se utilizan solo como último recurso y tal vez no ayude con la EPOC. Un trasplante pulmonar puede tener efectos colaterales graves, incluido el rechazo (el nuevo pulmón tal vez no funcione) y la muerte.

Los investigadores todavía están investigando cuán útiles son los trasplantes para las personas con EPOC.16 Un trasplante puede, o no, hacerte vivir más tiempo que sin un trasplante. Además, no todos los que padecen EPOC son elegibles para un trasplante pulmonar; depende de tu edad y si tienes otros problemas de salud. Aproximadamente 1 de cada 3 trasplantes pulmonares se destinan a personas con EPOC.17

¿Qué medidas puedo tomar para ayudar a aliviar mis síntomas de EPOC?

Si tienes EPOC, puedes tomar medidas para aliviar tus síntomas y evitar más daño a los pulmones:

  • Dejar de fumar si fumas. Busca ayudar para dejar el hábito. Los investigadores descubrieron que las mujeres se benefician más al dejar el hábito que los hombres. Las mujeres mostraron una mejoría doble en la respiración un año después de dejar de fumar.18 Además, dejar de fumar también reduce rápidamente la edad de tus pulmones. Un año después de dejar el hábito, la tasa de envejecimiento regresa casi a lo normal.19 Dejar de fumar puede mejorar los síntomas de la EPOC, pero no puede hacer que desaparezca.
  • Habla con tu médico sobre las vacunas contra la gripe y la neumonía. La gripe y la neumonía podría provocar problemas graves a las personas con EPOC porque estas enfermedades dificultan la respiración. Las personas con EPOC ya tienen problemas para respirar, así que contraer gripe o neumonía pueden provocar graves problemas de salud, incluida la muerte.
  • Limita tu exposición al humo, al polvo, a los gases y a los químicos en el hogar y el trabajo.
  • Limita las actividades al aire libre durante alertas de contaminación ambiental. Obtén información local sobre la contaminación.

¿Cómo puedo prevenir la EPOC?

Puedes ayudar a evitar la EPOC con las siguientes medidas:

  • Deja de fumar y evita el humo de segunda mano. Los pulmones continúan desarrollándose hasta que la persona tiene 20 años. Fumar desde temprana edad aumenta la posibilidad de desarrollar EPOC más adelante porque puede dañar a los pulmones en crecimiento.20 El humo de cigarrillos, puros y pipas es la principal causa de la enfermedad pulmonar.

    Dejar de fumar reduce en gran medida el riesgo de desarrollar EPOC.21 Entre las personas que tienen EPOC, la investigación muestra que aquellos que dejan de fumar tienen menos síntomas y menos daño pulmonar con el tiempo que aquellos que siguen fumando..19 Las mujeres que dejan de fumar también afirman tener mejor calidad de vida en lo que respecta a su salud que las mujeres que continúan fumando.22

    Si fumas ahora, déjalo. Busca ayudar para dejar el hábito. Si vives, conduces o trabajas con personas que fuman, pídeles que fumen afuera y solo cuando están lejos de ti.

  • Protégete del polvo y de los gases químicos. La exposición con el tiempo al polvo, la contaminación y los químicos aumenta el riesgo de desarrollar EPOC, especialmente para las mujeres que trabajan en lugares donde se exponen a químicos, como los molinos textiles, peluquerías y salones de manicuría o tintorerías.23 Lee las etiquetas con detenimiento y sigue las instrucciones de uso de cualquier producto químico que usas (como los productos de limpieza). De ser posible, no uses productos que puedan causar irritación de los ojos, nariz o garganta. Si tienes que usarlo, usa lo menos posible y solo en áreas bien ventiladas. Usa equipos protectores, como por ejemplo un respirador artificial.
  • Habla con tu médico si tienes tos que no desaparece, problemas para respirar o dolor o molestia en el pecho.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre la EPOC?

Para obtener más información acerca de la EPOC, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). (2014). 2014 Informe del director médico de salud: las consecuencias para la salud de fumar. 50 años de progreso. (Versión en inglés)
  2. American Lung Association. (2013). Tendencias en EPOC (bronquitis crónica y enfisema): morbilidad y mortalidad. (Versión en inglés) (PDF, 622 KB)
  3. Forey, B.A., Thornton, A.J., Lee, P.N. (2011). Estudio sistemático con metaanálisis de la evidencia epidemiológica que relaciona el cigarrillo con la EPOC, la bronquitis crónica y el enfisema. (Versión en inglés) BMC Pulmonary Medicine; 11: 36.
  4. CDC. (2017). Resumen de estadísticas de salud para adultos de EE. UU.: encuesta de entrevistas de salud a nivel nacional, 2015, tabla A-2. (Versión en inglés) (PDF, 186 KB) National Center for Health Statistics.
  5. Blackwell, D.L., Lucas, J.W., Clarke, T.C. (2014). Resumen de estadísticas de salud para adultos de EE. UU.: encuesta de entrevistas de salud a nivel nacional, 2012. (PDF, 3.49 MB) Centro Nacional de Estadísticas Sanitarias. Vital and Health Statistics; 10(260).
  6. American Lung Association. (2013). Quitarles el aliento: el aumento de EPOC en las mujeres. (Versión en inglés) (PDF, 6.02 MB)
  7. CDC. (2016). Consumo de cigarrillos actual entre los adultos en Estados Unidos. (Versión en inglés)
  8. Aryal, S., Diaz-Guzman, E., Mannino, D.M. (2014). Influencia del sexo en el riesgo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y resultados de tratamientos. (Versión en inglés) International Journal of Chronic Obstructive Pulmonary Disease; 9: 1145–1154.
  9. Van Winkle, L.S., Gunderson, A.D., Shimizu, J.A., Baker, G.L., Brown, C.D. (2002). Diferencias de género en el metabolismo de naftalina y lesiones pulmonares agudas inducidas por naftalina. (Versión en inglés) American Journal of Physiology. Lung, Cellular, and Molecular Physiology; 282(5): L1122–L1134.
  10. Kennedy, S.M., Chambers, R., Du, W., Dimich-Ward, H. (2007). Exposiciones ambientales y ocupacionales: ¿afectan de manera diferente en hombres y mujeres la enfermedad pulmonar obstructiva crónica? (Versión en inglés) Proceedings of the American Thoracic Society; 4(8):692–694.
  11. Barnes, P.J. (2010). Enfermedad pulmonar obstructiva crónica: efectos que trascienden los pulmones. (Versión en inglés) PLoS Medicine; 7(3): e1000220.
  12. Di Marco, F., Verga, M., Reggente, M., Maria Casanova, F., Santus, P., Blasi, F., et al. (2006). Ansiedad y depresión en pacientes con EPOC: el papel del género y la gravedad de la enfermedad. (Versión en inglés) Respiratory Medicine; 100(10): 1767–1774.
  13. Maclay, J.D., MacNee, W. (2013). Enfermedad cardiovascular en EPOC: mecanismos. (Versión en inglés) Chest; 143(3): 798–807.
  14. Fisk, M., McEniery, C.M., Gale, N., Mäki-Petäjä, K., Forman, J. R., Munnery, M. et al. (2018). Marcadores sustitutos de riesgo cardiovascular y la enfermedad pulmonar obstructuva crónica: un estudio de casos controlados grande. (Versión en inglés) Hypertension (Dallas, Tex.: 1979); 71(3): 499–506.
  15. Wu, J., Sin, D. D. (2011). Resultado mejorado de pacientes al dejar de fumar: ¿cuándo es demasiado tarde? (Versión en inglés) International Journal of Chronic Obstructive Pulmonary Disease; 6: 259–267.
  16. Lane, C.R., Tonelli, A.R. (2015). Trasplante pulmonar en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica: selección de pacientes y consideraciones especiales. (Versión en inglés) International Journal of Chronic Obstructive Pulmonary Disease; 10: 2137–2146.
  17. Yusen, R.D., Edwards, L.B., Dipchand, A.I., Goldfarb, S.B., Kucheryavaya, A.Y., Levvey, B.J., et al. (2016). El registro de la Sociedad Internacional de Trasplante Cardiopulmonar: informe sobre trasplantes de pulmones y cardiopulmonares en treinta y tres adultos -2016; tema de enfoque: indicaciones para diagnóstico primario para el trasplante. (Versión en inglés) (PDF, 2.44 MB) The Journal of Heart and Lung Transplantation; 35(10): 1170–1184.
  18. Connett, J.E., Murray, R.P., Buist, A.S., Wise, R.A., Bailey, W.C., Lindgren, P.G., et al. (2003). Los cambios en el estado de tabaquismo afectan a las mujeres más que a los hombres: resultados en el estudio de la salud pulmonar. (Versión en inglés) American Journal of Epidemiology; 157(11): 973–979.
  19. Scanlon, P.D., Connett, J.E., Waller, L.A., Altose, M.D., Bailey, W.C., Buist, A.S., et al. (2000). Dejar de fumar y la función pulmonar en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica leve a moderada. El estudio de la salud pulmonar. (Versión en inglés) American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. 161(2 Pt 1): 381–90.
  20. Lange P., Celli, B., Agustí, A., Boje Jensen, G., Divo, M., Faner, R., et al. (2015). Trayectorias de la función pulmonar que llevan a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. (Versión en inglés) New England Journal of Medicine; 373(2): 111–122.
  21. Godtfredsen, N., Vestbo, J., Osler, M., Prescott, E. (2002). Riesgo de internación hospitalaria por EPOC después de dejar de fumar y reducir el tabaco: un estudio en la población danesa. (Versión en inglés) Thorax; 57(11): 967–972.
  22. Sarna, L., Bialous, S. A., Cooley, M. E., Jun, H.-J., Feskanich, D. (2008). Impacto de fumar y dejar de fumar sobre la calidad de vida relacionada con la salud en mujeres de un estudio de salud de enfermeras. (Versión en inglés) Quality of Life Research: An International Journal of Quality of Life Aspects of Treatment, Care and Rehabilitation; 17(10): 1217–1227.
  23. Matheson, M.C., Benke, G., Raven, J., Sim, M.R., Kromhout, H., Vermeulen, R., et al. (2005). Exposición al polvo biológico en el trabajo como factor de riesgo para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. (Versión en inglés) Thorax; 60(8): 645–651.