Enfermedad cardíaca y las mujeres

En los Estados Unidos, cerca de una cada cuatro mujeres muere por una cardiopatía. La cardiopatía es la causa de muerte más común entre mujeres estadounidenses.1 Algunos tipos de problemas del corazón son más comunes en mujeres..

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es una cardiopatía?

"Cardiopatía" se refiere a varios tipos de problemas que afectan al corazón. El tipo de cardiopatía más común es la enfermedad de las arterias coronarias (EAC). A la cardiopatía también se la llama enfermedad cardiovascular. La enfermedad cardiovascular incluye enfermedades que afectan los vasos sanguíneos, que llevan la sangre a las distintas partes de tu cuerpo. Estas incluyen la enfermedad de las arterias coronarias, enfermedad vascular (arteria periférica) y accidente cerebrovascular.

¿Qué es la enfermedad de las arterias coronarias?

A la enfermedad de las arterias coronarias (EAC) también se la llama cardiopatía coronaria. La EAC es el tipo más común de cardiopatía. En la EAC, se acumula placa en las paredes de las arterias que llevan la sangre al corazón. Con el tiempo, esta acumulación hace que las arterias se estrechen y se endurezcan, un proceso llamado aterosclerosis. La aterosclerosis impide que el corazón reciba toda la sangre y el oxígeno que necesita. Esto puede provocar angina o dolor de pecho.

¿Cuáles son algunos tipos comunes de cardiopatías que afectan a las mujeres?

  • Aterosclerosis. Esta afección se da cuando la placa se acumula en las arterias con el tiempo y hace que se estrechen y endurezcan. Cuando la placa se desgasta o se abre, se puede formar un coágulo de sangre. Si el coágulo bloquea el flujo de sangre al corazón, puede provocar un ataque cardíaco.
  • Insuficiencia cardíaca. Esto sucede cuando el corazón no puede bombear sangre por el cuerpo tanto como debería. La insuficiencia cardíaca es un problema médico grave porque muchos órganos, como los pulmones y riñones, ya no pueden recibir la sangre que necesitan. Los síntomas de insuficiencia cardíaca incluyen:
    • Falta de aire
    • Hinchazón en los pies, tobillos y piernas
    • Fatiga (cansancio) extrema
  • Latido del corazón irregular (arritmia). Las arritmias son problemas en el ritmo del latido de tu corazón. Tu corazón puede latir demasiado rápido, demasiado lento o con un ritmo irregular. Los cambios en el ritmo cardíaco son inofensivos para la mayoría de la gente. A medida que envejeces, tienes mayores probabilidades de sufrir arritmias, en parte como resultado de los cambios en los niveles de estrógeno.2 Es normal sentir algunas palpitaciones o que tu corazón se acelere de vez en cuando. Si tienes palpitaciones junto con otros síntomas de ataque cardíaco, como mareos o dificultad para respirar, llama al 911 de inmediato.
  • Fibrilación atrial (FA o FibA). La FibA es un tipo de arritmia. Con la FibA es más fácil que tu sangre se coagule porque tu corazón no puede bombear tan bien como debería. Esto puede provocar una insuficiencia cardíaca o un accidente cerebrovascular. Los síntomas de la FibA incluyen palpitaciones y un ritmo cardíaco rápido así como también mareos y dificultad para respirar.
  • Enfermedad de las válvulas cardíacas. La enfermedad de las válvulas cardíacas afecta las válvulas que controlan el flujo sanguíneo hacia dentro y fuera de las distintas partes del corazón. Las válvulas del corazón pueden no abrirse del todo o cerrarse completamente por un defecto de nacimiento, por envejecimiento o por una infección. Esto hace que el corazón tenga que esforzarse más para bombear sangre. La enfermedad de las válvulas cardíacas puede provocar un accidente cerebrovascular y también insuficiencia cardíaca, coágulos de sangre o un paro cardíaco repentino. La enfermedad de las válvulas cardíacas puede causar problemas durante el embarazo, cuando tu corazón ya de por sí tiene que trabajar más para proveerle sangre a tu bebé nonato. Tu médico puede ayudarte a prevenir problemas durante el embaraza si sabes que tienes enfermedad de las válvulas cardíacas. Pero algunas mujeres no se enteran de que tienen un problema en las válvulas cardíacas hasta que quedan embarazadas.3

¿Cuáles son algunos tipos de problemas cardíacos que afectan a las mujeres más que a los hombres?

Ciertos tipos de problemas cardíacos afectan a las mujeres más que a los hombres.

Dolor de pecho (angina)

Cerca de 4 millón de mujeres en los Estados Unidos sufre de angina (dolor y malestar en el pecho).4 La angina también afecta a los hombres pero las mujeres son más propensas que los hombres a tener dos tipos específicos de angina: angina estable y variante (de Prinzmetal).

  • Angina estable. Este es el tipo más común de angina. Las mujeres con angina estable pueden tener dolor de pecho al hacer actividad física o en momentos de estrés. El dolor de pecho en general desaparece al descansar. Pero se puede convertir en angina inestable, el tipo de angina que sucede más a menudo cuando estás descansando o durmiendo. La angina inestable puede provocar un ataque cardíaco o paro cardíaco.
  • Angina variante (de Prinzmetal). Este tipo de angina inestable es muy poco común. Es provocada por un espasmo en las arterias coronarias, que llevan la sangre al corazón. Este espasmo puede desencadenarse por exponerse al frío, el estrés, fumar o consumir cocaína. Los espasmos puede provocar ataques dolorosos, a menudo cuando estás descansando o durmiendo. Este tipo de angina inestable pocas veces provoca un ataque cardíaco y se puede tratar con medicamentos.

Síndrome X cardíaco.

El síndrome X cardíaco es un problema de salud que sucede cuando gente con arterias sanas no bloqueadas tienen dolor de pecho (angina) y espasmos en las arterias coronarias. Un espasmo es cuando la arteria se comprime y se cierra.

No se conoce la causa del síndrome X cardíaco. Algunas causas posibles incluye:

  • Enfermedad microvascular coronaria (EMC). En algunas mujeres, el síndrome X cardíaco puede se provocado por la EMC, una enfermedad que se encuentra en las arterias pequeñitas cerca del corazón. Estas arterias son demasiado pequeñas como para verse en un angiograma, una prueba de diagnóstico donde se toman radiografías de las arterias. Las mujeres con síndrome X cardíaco causado por EMC en general tienen menos de 50 años de edad y tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco. La EMC afecta a aproximadamente la mitad de mujeres con síndrome X cardíaco.5
  • Cambios hormonales. Una mujer podría ser más propensa a tener problemas cardíacos por los cambios en los niveles de estrógeno después de la menopausia. La mayoría de las mujeres con síndrome X cardíaco ya pasaron la menopausia o están en la menopausia.6

Síndrome del corazón roto.

Puedes tener el síndrome del corazón roto, también llamado cardiomiopatía por estrés (o cardiomiopatía de Takotsubo), incluso si estás sana. Los investigadores no saben la causa exacta del síndrome del corazón roto. Los síntomas en general aparecen en situaciones de mucho estrés, como una intensa pena, ira o sorpresa. Las mujeres son más propensas a tener el síndrome del corazón roto que los hombres. Los expertos creen que un aumento en las hormonas del estrés "pinchan" el corazón y provocan síntomas breves intensos que en general no provocan un daño permanente al corazón.

La mayoría de las mujeres que sufren el síndrome del corazón roto son mayores, de entre 58 y 75 años de edad.7 Esto probablemente se deba a la disminución en los niveles de estrógeno después de la menopausia.

El síndrome del corazón roto se puede diagnosticar erróneamente como un ataque cardíaco. Los síntomas y resultados de las pruebas son similares, pero en este caso no hay arterias bloqueadas. En cambio, una parte de tu corazón se agranda temporalmente mientras que el resto del corazón funciona normalmente. El síndrome del corazón roto puede provocar insuficiencia cardíaca a corto plazo, pero en general es muy fácil de tratar.

¿Cómo sé si tengo una enfermedad cardíaca?

El síntoma más común de una cardiopatía es dolor o malestar en el pecho. Sin embargo, algunas mujeres con enfermedad de las arterias coronarias (EAC) no tienen síntomas. Esto se denomina EAC silenciosa. Es posible que la EAC silenciosa no se diagnostique hasta que la mujer tiene síntomas de un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca o una arritmia (latidos irregulares).

La ilustración de la barra lateral muestra los principales síntomas de cardiopatías que afectan a la mayoría de las mujeres.

Llama al 911 de inmediato sin tienes síntomas de un ataque cardíaco. Habla con tu médico o enfermero si tienes algún otro síntoma de cardiopatía.

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2015). Causas de muerte, todas las razas, mujeres, todas las edades-Estados Unidos, 2014 (versión en inglés). Cuadros detallados para el Informe Nacional de Estadísticas Vitales.
  2. Bhupathy, P., Haines, C.D., Leinwand, L.A. (2010). Influencia de las hormonas sexuales y fitoestrógenos en cardiopatías en hombres y mujeres (versión en inglés). Women's Health; 6(1): 77-95.
  3. Stout, K., Otto, C.M. (2007). Embarazo en mujeres con cardiopatía valvular (versión en inglés). Heart; 93(5): 552-558.
  4. American Heart Association. (2013) Hoja de datos estadísticos - Actualización 2013: mujeres y enfermedades cardiovasculares (versión en inglés).
  5. Reis, S.E., Holubkov, R., Conrad Smith, A.J., Kelsey, S.F., Sharaf, B.L., Reicheck, N., … WISE Investigators. (2001). La disfunción microvascular coronario es altamente prevalente en mujeres con dolor de pecho en la ausencia de enfermedad de las arterias coronarias: resultados del estudio de WISE del NHLBI (versión en inglés). American Heart Journal, 141(5), 735-741.
  6. Kaski, J.C., Rosano, G.M., Collins, P., Nihoyannopoulos, P., Maseri, A. y Poole-Wilson, P.A. (1995). Síndrome X cardíaco: características clínicas y la función ventricular izquierda. Estudio de seguimiento a largo plazo (versión en inglés). Journal of the American College of Cardiology, 25(4), 807-814.
  7. Prasad, A., Lerman, A. y Rihal, C. S. (2008). Síndrome de discinesia apical (cardiomiopatía por estrés o cardiomiopatía de Tako-Tsubo): una mímica de infarto miocardial agudo (versión en inglés). American Heart Journal, 155(3), 408-417.