Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos que provoca que los huesos se debiliten y se rompan fácilmente. La osteoporosis afecta mayormente a mujeres mayores, pero la prevención comienza cuando son más jóvenes. Sin importar la edad, puedes tomar medidas para formar masa ósea y prevenir la pérdida ósea. Los huesos rotos por la osteoporosis provocan problemas de salud graves y discapacidad en mujeres mayores.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos. Las personas con osteoporosis tienen huesos débiles que se quiebran con facilidad.

La osteoporosis se denomina una enfermedad "silenciosa". Puedes sufrir pérdida ósea por años sin tener síntomas, hasta que se rompe un hueso. Un hueso roto puede causar fuertes dolores y discapacidad. Puede hacer que realizar las tareas diarias por ti misma sea difícil, como por ejemplo, caminar.

¿Qué es la pérdida ósea?

La pérdida ósea es la cantidad de minerales, como el calcio, que tu cuerpo absorbe (toma) de tus huesos.

La pérdida ósea puede deberse a varias razones. Algunas de las razones más comunes incluyen:

  • No recibes el calcio suficiente de los alimentos. Tu cuerpo utiliza el calcio para formar huesos y dientes sanos, y almacena el calcio en tus huesos. Además, tu cuerpo utiliza el calcio para enviar mensajes a través de tu sistema nervioso, ayudar a la contracción muscular y regular el ritmo cardíaco. Pero tu cuerpo no genera calcio. Debes obtener todo el calcio que tu cuerpo necesita de los alimentos que comes y bebes (o de suplementos). Si no recibes el suficiente calcio diario, tu cuerpo tomará el calcio que necesita de los huesos.
  • Ya pasaste la menopausia. A medida que envejeces, tus huesos no se regeneran lo suficientemente rápido como para estar a la par de las necesidades de tu cuerpo. El calcio tomado de los huesos provoca pérdida de la densidad ósea. La pérdida ósea también se acelera después de la menopausia y puede generar huesos débiles y frágiles. 

¿Quién puede desarrollar osteoporosis?

La osteoporosis afecta más a mujeres que a hombres. De un estimado de 10 millones de estadounidenses con osteoporosis, más de 8 millones (o el 80 %) son mujeres.1

Las mujeres son más propensas a padecer osteoporosis porque:2,3

  • Las mujeres suelen tener huesos más pequeños, delgados y menos densos que los hombres.
  • Las mujeres suelen vivir más que los hombres. La pérdida ósea ocurre naturalmente a medida que envejecemos.
  • Además, las mujeres pierden más masa ósea después de la menopausia, con niveles muy bajos de la hormona estrógeno. Los niveles de estrógeno más elevados antes de la menopausia ayudan a proteger la densidad ósea.

La osteoporosis es más común en mujeres mayores. En los Estados Unidos, la osteoporosis afecta a una de cada cuatro mujeres mayores de 65 años.4 Sin embargo, las mujeres más jovenes también pueden padecer osteoporosis. Y las niñas y mujeres de todas las edades deben tomar medidas para proteger sus huesos.

¿Algunas mujeres tienen más riesgo de padecer osteoporosis?

Sí. Tu riesgo de padecer osteoporosis es mayor si:

  • Ya pasaste la menopausia. Luego de la menopausia, tus ovarios generan muy poca hormona estrógeno. El estrógeno ayuda a proteger la densidad ósea. Algunas mujeres pierden hasta el 25 % de la masa ósea en los primeros 10 años después de la menopausia.5
  • Tienes un cuerpo pequeño y delgado (peso menor a 127 libras)
  • Tienes antecedentes familiares de osteoporosis
  • Eres mexicana-estadounidense o blanca. Una de cada cuatro mujeres mexicanas-estadounidenses y aproximadamente una de cada seis mujeres blancas mayores de 50 años padecen osteoporosis.6 Las mujeres asíaticas-estadounidenses también tienen mayor riesgo de sufrir osteoporosis porque suelen ser más pequeñas y delgadas que otras mujeres y, por lo tanto, tienen menor densidad ósea.
  • No obtienes suficiente calcio y vitamina D. El calcio y la vitamina D trabajan juntos para formar y mantener huesos fuertes.
  • No realizas suficiente actividad física. Las mujeres de todas las edades deben realizar actividad física regular que involucre carga de peso, como caminar, bailar o jugar al tenis, para ayudar a formar y mantener la densidad ósea.
  • No has tenido tu período menstrual por tres meses consecutivos (denominado amenorrea). Si tienes amenorrea y no estás embarazada, amamantando ni tomando medicamentos que detengan tu período, habla con tu médico o enfermero. Si no tienes tu período, es posible que tus ovarios no generen estrógeno.
  • Tienes un trastorno de la conducta alimentaria. Los trastornos de la conducta alimentaria, especialmente la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, pueden debilitar tus huesos. La anorexia también puede generar amenorrea.
  • Fumas. Las mujeres que fuman tienen menor densidad ósea y suelen atravesar la menopausia antes que las mujeres no fumadoras.7 Además, los estudios sugieren que el tabaquismo incrementa tu riesgo de huesos rotos, y este riesgo aumenta cuanto más tiempo y más cigarrillos fumas.8
  • Tienes un problema de salud que aumenta tu riesgo de padecer osteoporosis. Estos incluyen diabetes,9 falla ovárica prematura,10  enfermedad celíacaenfermedad inflamatoria del intestino11 y depresión.12
  • Tomas ciertos medicamentos que tratan problemas de salud a largo plazo, como  artritisasmalupus o enfermedad de la tiroides.
  • Bebes demasiado alcohol. Para las mujeres, los expertos recomiendan no más de una bebida alcohólica al día, en caso de que elijas beber alcohol.13 El consumo excesivo de alcohol a largo plazo puede generar muchos problemas de salud, tales como pérdida óseacardiopatía, y accidente cerebrovascular.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis?

Osteoporosis en las vértebras

Es posible que no tengas síntomas de osteoporosis hasta que te rompes (fracturas) un hueso. La fractura puede ocurrir en cualquier hueso del cuerpo. Pero las fracturas son más frecuentes en la cadera, las muñecas y la columna vertebral (vértebras). La vértebra sostiene tu cuerpo al ayudarte a ponerte de pie y sentarte erguida. Mira la imagen.

La osteoporosis en las vértebras puede causar graves problemas para las mujeres. Cuando tienes osteoporosis, una fractura en esta zona puede ocurrir durante las actividades diarias, como subir escaleras, levantar objetos o inclinarse hacia adelante.

Las fracturas en las vértebras pueden generar que colapse al agacharte. Cuando esto ocurre, puedes tener cualquiera o todos estos síntomas:

  • Hombros caídos
  • Curva en la espalda
  • Pérdida de altura
  • Dolor de espalda
  • Postura encorvada

¿Cuáles son las causas de la osteoporosis?

La osteoporosis se genera por la pérdida ósea. Por lo general, la pérdida ósea se debe a niveles muy bajos de la hormona estrógeno. El estrógeno desempeña un papel fundamental en la formación y mantenimiento de los huesos.

La causa más común para los niveles bajos de estrógenos es la menopausia. Tras la menopausia, tus ovarios pueden generar muy poco estrógeno.

Además, el riesgo de padecer osteoporosis es mayor si no desarrollaste huesos fuertes cuando eras joven.  Las niñas desarrollan el 90 % de la masa ósea a los 18 años.14 Si sufres un trastorno de la conducta alimentaria, comes poco, no realizas actividad física o tienes otro problema de salud que evita que desarrolles masa muscular cuando eres joven, tendrás menos masa muscular más adelante.

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

Tu médico realizará una prueba de la densidad ósea para ver si tus huesos son fuertes o débiles. Una prueba común es la absorciometría con rayos X de doble energía (DXA) central. Una DXA es un tipo especial de radiografía de los huesos. Esta prueba utiliza una poca cantidad de radiación.

Además, es posible que tu médico utilice otras herramientas de detección para predecir tu riesgo de tener poca densidad ósea o de quebrarte un hueso.

¿Debo hacerme la prueba de osteoporosis?

Tu médico puede sugerir una prueba de la densidad ósea para la osteoporosis si:15

  • Eres mayor de 65 años
  • Eres menor de 65 años y tienes factores de riesgo de osteoporosis. Las pruebas de densidad ósea se recomiendan a mujeres mayores cuyo riesgo de sufrir fracturas sea igual o superior al de una mujer blanca de 65 años sin factores de riesgo más allá de la edad. Pregúntale a tu médico o enfermero si necesitas una prueba de densidad ósea antes de los 65 años.

¿Cómo puedo obtener pruebas de detección de osteoporosis gratuitas o de bajo costo?

Las pruebas de detección de osteoporosis están cubiertas por la mayoría de los planes de seguro, incluyendo Medicare Parte B. Según tu plan de seguros, es posible que puedas realizarte las pruebas sin costo para ti.

  • Si tienes seguro, consulta con tu proveedor de seguro para averiguar lo que incluye tu plan.
  • Si tienes Medicare, conoce la cobertura de Medicare para pruebas de densidad ósea.
  • Si tienes Medicaid, los beneficios cubiertos son diferentes en cada estado, pero ciertos beneficios deben estar cubiertos. Consulta el programa Medicaid de tu estado para conocer qué es lo que cubre.
  • Si no tienes seguro, es posible que puedas realizar una prueba de densidad ósea gratuita o de bajo costo. Para obtener más información, encuentra un centro de salud cercano ingresando tu código postal en nuestro buscador de clínicas de salud en la parte superior izquierda (vista de escritorio) o en la parte inferior (vista desde teléfono móvil) de esta página. Para conocer si eres elegible para el seguro de salud gratuito o sin costo, visita HealthCare.gov.

¿Cómo se trata la osteoporosis?

Si tienes osteoporosis, tu médico puede recetar medicamentos para prevenir más pérdida ósea o para regenerar masa ósea. Los tipos de medicamentos más comunes para prevenir o tratar la osteoporosis incluyen:

  • Bifosfonatos. Los bifosfonatos ayudan a tratar la pérdida ósea. Además, ayudan a formar masa ósea.
  • Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (MSRE). Los MSRE ayudan a desacelerar el tirmo de la pérdida ósea tras la menopausia.
  • Denosumab. Este medicamento inyectable puede ayudar a reducir la pérdida ósea y fortalecer los huesos si ya pasaste la menopausia y tienes mayor riesgo de sufrir quebradura de huesos por culpa de la osteoporosis.
  • Calcitonina. La calcitonina es una hormona generada por la glándula tiroides que ayuda a regular los niveles de calcio en tu cuerpo y a formar masa ósea. Tomar calcitonina puede ayudar a desacelerar el ritmo de la pérdida ósea.
  • Terapia hormonal de la menopausia. Usada generalmente para tratar los síntomas de la menopausia, la terapia hormonal de la menopausia puede ayudar a prevenir la pérdida ósea. La Administración de Alimentos y Medicamentos recomienda realizar una terapia hormonal de la menopausia en la menor dosis que funciona para los síntomas de la menopausia  por el menor tiempo necesario.
  • Hormona paratiroidea o teriparatida. La teriparatida es una forma inyectable de la hormona paratiroidea humana. Ayuda al cuerpo a generar huesos nuevos con mayor rapidez en comparación con los huesos anteriores.

Es posible que tu médico te sugiera tomar más calcio, vitamina D o realizar actividad física.

Todos los medicamentos tienen riesgos. Por ejemplo, la terapia hormonal de la menopausia puede aumentar tu riesgo de cóagulos sanguíneos, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, cáncer de seno o enfermedad de la vesícula biliar. Habla con tu médico o enfermero sobre los beneficios y riesgos de todos los medicamentos.

¿Cómo puedo prevenir la osteoporosis?

Una de las mejores maneras de prevenir la fragilidad de los huesos consiste en fortalecerlos. Fortalecer los huesos durante la niñez y adolescencia es importante para ayudar a prevenir la osteoporosis más adelante.

A medida que envejeces, tus huesos no se regeneran lo suficientemente rápido como para estar a la par de la pérdida ósea. Y tras la menopausia, la pérdida ósea se da con mayor rapidez. Pero puedes tomar medidas para retrasar la pérdida ósea natural con el envejecimiento y prevenir que tus huesos se debiliten y se vuelvan frágiles.

  • Incorpora suficiente calcio y vitamina D a tu dieta diaria.
  • Ponte en movimiento. Realiza actividades fisicas que involucren carga de peso, como correr o bailar, para formar y fortalecer tus huesos.
  • No fumes. El tabaquismo aumenta tu riesgo de quebraduras de huesos.
  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación (para las mujeres, es una bebida al día como máximo). El consumo excesivo de alcohol puede dañar tus huesos. Además, beber demasiado de una sola vez o mezclarlo con ciertos medicamentos puede afectar tu equilibrio y provocarte caídas.
  • Habla con tu médico para ver si necesitas medicamentos para prevenir la pérdida ósea.

¿Cómo es que el calcio ayuda a prevenir la osteoporosis?

El calcio se encuentra en tus huesos y dientes. Ayuda a formar los huesos y mantenerlos sanos. Además, tu cuerpo utiliza el calcio para ayudar a la coagulación sanguínea y a la contracción muscular. Si no incorporas suficiente calcio a diario de los alimentos que comes, tu cuerpo tomará el calcio que necesita de tus huesos, debilitándolos.

Puedes obtener calcio a través de los alimentos o suplementos de calcio.

¿Cuánto calcio necesitan las mujeres a diario?

La cantidad de calcio que necesitas depende de tu edad:16

  • 9 a 18 años: 1,300 mg al día
  • 19 a 50 años: 1,000 mg al día
  • Mayores de 51: 1,200 mg al día

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia necesitan la misma cantidad de calcio que otras mujeres de la misma edad.

Puedes incorporar el calcio que necesitas a diario de los alimentos y/o suplementos de calcio.

¿Qué alimentos contienen calcio?

El calcio se encuentra naturalmente en algunos alimentos:13

  • Leche
  • Queso
  • Yogur
  • Vegetales de hojas verdes, como brócoli, col y mostaza de hoja

A veces, el calcio se agrega a ciertos alimentos, tales como:

  • Cereales para el desayuno (algunos contienen hasta el 100 % del valor diario recomendado, o 1,000 miligramos, de calcio en cada porción de ¾ de taza).
  • Jugo de naranja
  • Tofu
  • Leche de soja
  • Panes y pastas

¿Qué debo buscar a la hora de comprar alimentos con calcio?

Etiqueta nutricional con el calcio destacadoAl comprar alimentos con calcio, busca la etiqueta de información nutricional para ver la cantidad de calcio presente en el alimento. Las etiquetas de los alimentos muestran la cantidad de calcio como un porcentaje del valor diario (escrito como % VD). Los alimentos con un 20 % VD o más son fuentes ricas en calcio, pero los alimentos con menores porcentajes (5 % o más) también son buenas fuentes de calcio.16

Mira el ejemplo de calcio en una etiqueta de alimento aquí. Aprende cómo leer las etiquetas de los alimentos en un paquete.

¿Qué sucede si los lácteos me caen mal o no me gusta consumirlos? ¿Cómo puedo ingerir suficiente calcio?

Si tienes problemas para consumir alimentos con productos lácteos o no te gustan, prueba los siguientes consejos para asegurarte de incorporar suficiente calcio:

  • Prueba productos reducidos en lactosa o sin lactosa, como la leche o el yogurt.
  • Toma un suplemento con lactosa (en comprimidos o líquido) antes de consumir productos lácteos para ayudarte a digerirlos.
  • Elige otras fuentes de calcio. Otras fuentes ricas en calcio incluyen tofu o jugo de naranja con calcio agregado, y vegetales como pak choy, col rizada, col breza, mostaza de hoja y brócoli.
  • Pregúntale a tu médico o enfermero si necesitas suplementos de calcio.

¿Debería tomar un suplemento de calcio?

La respuesta depende de la cantidad de calcio que necesitas a diario y la cantidad de calcio que incorporas de los alimentos que consumes.

Lo mejor es incorporar el calcio que tu cuerpo necesita de los alimentos. Pero si no incorporas suficiente calcio de los alimentos que consumes, es posible que quieras tomar un suplemento de calcio.

Puedes obtener suplementos de calcio en una tienda de comestibles o farmacia. Habla con tu médico o enfermero antes de tomar suplementos de calcio para ver el tipo adecuado para ti y cuánto necesitas.

¿Cómo es que la vitamina D ayuda a prevenir la osteoporosis?

La vitamina D ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio de los alimentos que consumes. Comer alimentos con calcio no es suficiente. Además, necesitas incorporar suficiente vitamina D para ayudar a tu cuerpo a usar el calcio que incorpora.

Tu piel genera vitamina D cuando se expone a la luz solar. Por lo general, necesitas entre 10 y 15 minutos de luz solar en manos, brazos y rostro, de dos a tres veces por semana para obtener suficiente vitamina D. La cantidad de tiempo depende de qué tan sensible a la luz sea tu piel. También depende del uso de protector solar, el color de tu piel, la temporada, la latitud (qué tan al norte o al sur te encuentras) donde vives y el nivel de contaminación en el aire.

Además, puedes incorporar vitamina D de alimentos tales como la leche o de suplementos vitamínicos.  La vitamina D que obtienes de alimentos o suplementos se mide en unidades internacionales (UI).

¿Cuánta vitamina D necesitan las mujeres a diario?

La cantidad de vitamina D que necesitas a diario depende de tu edad:17

  • Mujeres de hasta 70 años: 600 unidades internacionales (IU)
  • Mujeres mayores de 71 años: 800 IU a diario

Las mujeres embarazadas y que amamantan necesitan la misma cantidad de vitamina D (600 IU) que otras mujeres de la misma edad.

¿Qué alimentos contienen vitamina D?

Si bien es difícil incorporar suficiente vitamina D solo a través de los alimentos, aquellos que contienen vitamina D son:13

  • Salmón
  • Atún
  • Yema de huevo

La vitamina D también se agrega a ciertos alimentos, tales como:

  • Cereales para el desayuno
  • Leche
  • Jugo de naranja

¿Qué tipos de actividad física ayudan a prevenir la osteoporosis?

La actividad física regular de cualquier tipo ayuda a retrasar la pérdida ósea, mejorar la fuerza muscular y a tu equilibrio. Sin embargo, la actividad física con carga de peso es muy importante para formar los huesos y ayudar a prevenir la pérdida ósea. La actividad física con carga de peso es cualquier actividad en la que tu cuerpo trabaja en contra de la gravedad.

Puedes probar las siguientes actividades con carga de peso:

  • Bailar
  • Cuidar el jardín
  • Levantar pesas
  • Jugar al tenis
  • Tai chi
  • Yoga
  • Correr
  • Caminar

Obtén más información sobre la actividad física y cuánta necesitas en nuestra sección Aptitud física y nutrición.

¿Qué puede ocurrir si no se trata la osteoporosis?

La osteoporosis no tratada puede generar quebraduras óseas graves (fracturas), especialmente en la cadera y la columna vertebral. Una de cada tres mujeres es propensa a sufrir una fractura provocada por la osteoporosis en su vida.18

  • Las fracturas de cadera pueden causar fuertes dolores y discapacidad, y requieren cirugía.
  • Las fracturas en la columna vertebral pueden provocar pérdida de peso y espalda encorvada. Suelen causar dolores fuertes y requieren cirugía.

Las fracturas pueden ocurrir luego de caídas menores, tropezones o golpes contra un mueble. Las caídas son la mayor causa de lesiones en adultos mayores de 65 años.19

¿El embarazo afecta a la densidad ósea?

Es posible. Tu bebé por nacer necesita calcio para ayudar al crecimiento de sus huesos. Mientras están en el útero, los bebés reciben el calcio de lo que tú comes (o de los suplementos que tomas). Si no recibes el calcio suficiente de los alimentos o suplementos, tu bebé usará el calcio de tus huesos.

Puedes perder algo de densidad ósea durante el embarazo, pero cualquier masa ósea que pierdas suele restablecerse luego del parto (o luego de la lactancia materna). Además, durante el embarazo, puedes absorber el calcio de los alimentos y suplementos (como vitaminas prenatales) mejor que las mujeres que no están embarazadas. Además, tu cuerpo genera más hormona estrógeno, que protege a los huesos.

¿La lactancia materna afecta a la densidad ósea?

Sí, las mujeres suelen perder un poco de densidad ósea durante la lactancia materna. Pero la pérdida es temporal. Diversos estudios han demostrado que, cuando las mujeres pierden masa ósea durante la lactancia materna, recuperan la densidad total del hueso en los seis meses posteriores a que dejan de amamantar.20

¿Pudimos responder tus preguntas sobre la osteoporosis?

Para obtener más información acerca de la osteoporosis, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Wright, N.C., Looker, A.C., Saag, K.G., Curtis, J.R., Delzell, E.S., Randall, S., et al. (2014). La prevalencia reciente de la osteoporosis y la poca masa ósea en los Estados Unidos en base a la densidad mineral ósea en el cuello femoral o en la columna lumbar (versión en inglés). J Bone Miner Res; 29(11): 2520-2526.
  2. Cawthon, P.M. (2011). Diferencias de género en la osteoporosis y las fracturas (versión en inglés). Clin Orthop Relat Res; 469(7): 1900-1905.
  3. Schutte, H.E. (1995). Impacto social y económico de la osteoporosis (versión en inglés). European Journal of Radiology; 20(3): 165-169.
  4. Looker, A.C., Frenk, S.M. (2015). Porcentaje de adultos mayores de 65 años con osteoporosis o poca masa ósea en el cuello del fémur o la columna lumbar: Estados Unidos, 2005-2010 (versión en inglés).
  5. Finkelstein, J.S., Brockwell, S.E., Mehta, V., Greendale, G.A., Sowers, M.R., Ettinger, B. et al. (2008). Cambios en la densidad mineral ósea durante la transición de la menopausia en un cohorte de mujeres multiétnicas (versión en inglés). The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism; 93(3): 861-868.
  6. Looker, A.C., Borrud, L.G., Dawson-Hughes, B., Shepherd, J.A., Wright, N.C. (2012). Osteoporosis o poca masa ósea en el cuello del fémur o columna lumbar en adultos mayores: Estados Unidos 2005-2008 (versión en inglés). NCHS data brief, N.° 93. Hyattsville, MD: Centro Nacional de Estadísticas de Salud.
  7. smokefreewomen. (s/d). 11 efectos perjudiciales del tabaquismo en la salud de la mujer (versión en inglés).
  8. Abate, M., Vanni, D., Pantalone, A., Salini, V. (2013). Tabaquismo y trastornos musculoesqueléticos (versión en inglés). Muscle, Ligaments and Tendons Journal. 3(2): 63-69.
  9. Paschou, S.A., Dede, A.D., Anagnostis, P.G., Vryonidou, A., Morganstein, D., Goulis, D.G. (2017). Diabetes tipo 2 y osteoporosis: una guía para un control óptimo. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism; jc.20174-00042.
  10. Shuster, L.T., Rhodes, D.J., Gostout, B.S., Grossardt, B.R., Rocca, W.A. (2010). Menopausia prematura o menopausia temprana: consecuencias en la salud a largo plazo (versión en inglés). Maturitas; 65(2): 161.
  11. Katz, S., Weinerman, S. (2010). Osteoporosis y enfermedades gastrointestinales (versión en inglés). Gastroenterology & Hepatology; 6(8): 506-517.
  12. Schweiger, J.U., Schweiger, U., Huppe, M., Kahl, K.G., Greggersen, W., Fassbinder, E. (2016). Densidad ósea y trastorno depresivo: un metaanálisis (versión en inglés). Brain and Behavior; 6(8): e00489, doi: 10.1002/brb3.489.
  13. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU. (2015). Pautas alimenticias para estadounidenses 2015-2020 (versión en inglés). 8° edición.
  14. Moretto, M.R., Silva, C.C., Kurokawa, C.S., Fortes, C.M., Capela, R.C., Teixeira, A.S., et al. (2011). Densidad mineral ósea en mujeres adolescentes saludables de acuerdo a la edad, la edad ósea y la etapa puberal de los senos (versión en inglés). Open Orthopaedics Journal; 5:324-330.
  15. Fuerza de Tareas de Servicios Preventivos de los Estados Unidos. (2011). Prueba de detección de osteoporosis (versión en inglés).
  16. Oficina de Suplementos Dietéticos. (2016). Calcio (versión en inglés).
  17. Oficina de Suplementos Dietéticos. (2016). Vitamina D (versión en inglés).
  18. Organización Mundial de la Salud. (2016). Nutrición para personas mayores (versión en inglés).
  19. Bergen, G., Stevens, M.R., Burns, E.R. (2016). Caídas y lesiones por caídas entre adultos de o mayores de 65 años - Estados Unidos, 2014(versión en inglés). Morbidity and Mortality Weekly Report; 65(37): 993-998.
  20. Salari, P., Abdollahi, M. (2014). La influencia del embarazo y la lactancia en la salud ósea materna: una revisión sistemática (versión en inglés). Journal of Family and Reproductive Health; 8(4): 135-148.

Recursos sobre osteoporosis