Extracción y almacenamiento de leche materna

Así sea porque regresas al trabajo, porque quieres que tu pareja te ayude a alimentar al bebé o porque quieres garantizar que siempre tengas leche para tu bebé si no estás en casa por unas horas, necesitarás extraerte y guardar tu leche materna. Accede a consejos para extraerte la leche y guardarla de manera segura.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Cómo extraerte la leche materna

Si no puedes amamantar a tu bebé directamente, procura extraerte la leche en los horarios en los que normalmente come. Esto ayuda a que sigas produciendo leche.

Antes de iniciar la extracción, lávate las manos con agua y jabón. Si no tienes agua y jabón a mano, usa un desinfectante para manos que tenga al menos un 60 % de alcohol. Busca un espacio limpio y procura que todas las piezas de tu extractor y los biberones estén limpios. No es necesario que te laves los senos y pezones antes de la extracción.

Si necesitas ayuda para que tu leche comience a fluir sin tu bebé succionando, puedes:

  • Pensar en las cosas que adoras acerca de tu bebé. Traer una foto o mantita, o alguna prenda que tenga el olor de tu bebé.
  • Aplicar un paño tibio y húmedo sobre tus senos.
  • Masajear tus senos suavemente.
  • Frotar suavemente tus pezones.
  • Visualizar la leche fluyendo hacia afuera.
  • Sentarte en silencio y pensar en un entorno relajante.

Extracción: formas de extraer tu leche a mano o con un extractor

Formas de extraer tu leche a mano o con un extractor

Tipo

Cómo funciona

Qué implica

Costo promedio

Extracción a mano

Exprimes y presionas tus senos a mano para extraer leche.

  • Exige práctica, habilidad y coordinación.
  • Se va haciendo más fácil con la práctica y puede ser tan rápido como usar un extractor.
  • Es bueno si estás lejos de tu bebé con frecuencia o si necesitas una opción que tienes siempre a mano. Pero todas las mamás deberían aprender a extraerse la leche a mano en caso de emergencia.

Gratis

Extractor manual

Necesitas tu mano y tu muñeca para extraer la leche con el dispositivo manual.

  • Exige práctica, habilidad y coordinación.
  • Es útil para extraerte leche en ocasiones si te alejas de tu bebé solo de vez en cuando.
  • Puede suponer un riesgo más alto de infección de seno.

$30 a $50*

Extractor eléctrico

Funciona a batería o se enchufa a una toma eléctrica.

  • Puede resultar más fácil para algunas madres.
  • Permite extraer leche de un seno por vez o de ambos al mismo tiempo.
  • La extracción doble (extraer de ambos senos al mismo tiempo) permite obtener más leche en menos tiempo, lo que resulta útil si vuelves al trabajo o la escuela con un horario extendido.
  • Necesitas un lugar para limpiar y lavar el equipo entre usos.
  • Los extractores eléctricos requieren baterías o un enchufe donde conectarlos.

$150 a más de $250*

* Puedes alquilar un extractor eléctrico a un consultor en lactancia en un hospital local o en una organización de promoción de la lactancia materna. Este tipo de extractor funciona bien para crear un suministro de leche cuando no es posible amamantar al bebé. Posiblemente este tipo de extractor funcione bien para las madres que han sufrido con otros métodos de extracción.

La mayoría de los planes de seguro deben cubrir el costo de un extractor de leche. Pueden ofrecerte uno en alquiler o uno nuevo que puedes quedarte. Posiblemente tu plan te explique si el extractor cubierto es manual o eléctrico, cuánto dura la cobertura del alquiler del extractor y en qué momento te lo entregan (antes o después de tener al bebé). Puedes acceder a más información acerca de los beneficios de la lactancia materna en HealthCare.gov. Además, te sugerimos que consultes a tu compañía de seguros para conocer sus políticas específicas respecto de los extractores de leche.

Cómo guardar la leche materna

Después de cada extracción, puedes:

  • Guardar la leche a temperatura ambiente. La leche materna se conserva bien por hasta 4 horas después de la extracción a temperatura ambiente (hasta 77°F).
  • Refrigerarla. La leche materna se conserva bien en el refrigerador por hasta 4 días.
  • Poner la leche en el congelador. Si no usarás la leche materna refrigerada en los 4 días siguientes a la extracción, llévala al congelador de inmediato.
  • Usar envases refrigerantes. Puedes poner la leche materna en un envase refrigerante o hielera aislada con paquetes de hielo congelados por hasta 24 horas después de la extracción. Después de 24 horas en una hielera, la leche materna se debe refrigerar o congelar.

Al momento de guardar la leche materna, utiliza bolsas para leche, que se usan para congelar leche humana. También puedes usar biberones o envases de vidrio o plástico duro sin BPA que estén limpios, con tapas que traben bien. No uses envases con el número de reciclaje 7, que pueden contener  BPA. No uses bolsas descartables para leche ni otras bolsas de plástico para guardar la leche materna.

Los biberones o bolsas para refrigerar o congelar tu leche materna también son equipos de lactancia materna deducibles de impuestos. La mayoría de los planes de seguro tienen la obligación de cubrir los suministros para lactancia materna, como las bolsas para guardarla, además de los extractores. Llama a tu compañía de seguro para obtener más información.

Consulta nuestra guía para almacenar leche materna fresca u obtén consejos para congelar leche.

Cómo guardarla: consejos para congelar la leche

  • Rotula claramente los recipientes de leche con la fecha en la que la extrajiste. Incluye el nombre de tu hijo si dejarás la leche con un proveedor de cuidado de niños.
  • Congela de a pequeñas cantidades (2 a 4 onzas, o ¼ a ½ tazas) para futuras alimentaciones.
  • Deja un espacio de una pulgada aproximadamente entre la leche y el borde superior del recipiente, porque al congelarla se expande.
  • Espera hasta que la leche esté completamente congelada para ajustar las tapas.
  • Guarda la leche en el fondo del congelador, no en el anaquel de la puerta, para que no comience a descongelarse.

Cómo guardarla: consejos para descongelar y calentar la leche

  • Descongela primero la leche materna de más tiempo.
  • No es necesario calentar la leche materna. Algunas madres prefieren conservarla a temperatura ambiente. Algunas mamás se las dan fría.
  • Descongela el biberón o bolsa de leche congelada poniéndola en el refrigerador durante toda la noche.
  • Si decides calentar la leche:
    • Mantén el recipiente sellado mientras lo calientas.
    • Ponlo en agua corriente tibia, no caliente, o bien en un envase de agua que esté tibio, no caliente.
    • Nunca pongas un biberón o bolsa de leche materna en el microondas. Calentarla en el microondas genera puntos de calor que pueden quemar a tu bebé y dañar la leche.
    • Prueba la temperatura antes de alimentar a tu bebé al dejar caer unas gotas sobre tu muñeca. La leche debería sentirse tibia, no caliente.
  • Mueve la leche para mezclar las grasas, que posiblemente se hayan separado. No sacudas la leche.
  • Usa la leche materna en las siguientes 24 horas de haberla descongelado en el refrigerador. Esto significa 24 horas desde el momento en que la leche ya no está congelada, no desde que la sacas del congelador.
  • Una vez que la leche materna se descongeló a temperatura ambiente o se calentó después de haber estado en el refrigerador o congelador, úsala en el plazo de 2 horas. Si tienes leche sobrante cuando el bebé terminó de comer, asegúrate de desecharla dentro de las siguientes 2 horas.
  • No vuelvas a congelar la leche después de haberla descongelado.

Guía  para guardar leche materna fresca para usar con bebés sanos nacidos a término

Guía  para guardar leche materna fresca para usar con bebés sanos nacidos a término

Lugar

Temperatura

Cuánto tiempo

Lo que debes saber

Encimera, mesa

Temperatura ambiente (hasta 77 °F)

Hasta 4 horas

Los recipientes deben estar tapados y se deben mantener lo más frescos posible. Cubrir el recipiente con una toalla fresca y limpia puede mantener la leche más fresca. Desecha cualquier leche sobrante dentro de las 2 horas después de haber terminado de alimentar al bebé.

Refrigerador

40°F

Hasta 4 días

Guarda la leche en el fondo del refrigerador. Cuando te vas a trabajar, PUEDES guardar la leche materna en un refrigerador compartido. Asegúrate de etiquetar el recipiente de forma clara.

Congelador

0 °F o menos

Lo mejor es un plazo de 6 meses.

Hasta 12 meses es aceptable.

Guarda la leche hacia el fondo del congelador, donde la temperatura es más constante. La leche que se guarda a temperaturas de 0 °F o menos dura más, pero su calidad puede bajar.

Fuente: adaptado del Manual de Nutrición Pediátrica, 7.º edición, de la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) (2014) (versión en inglés); Manual de Lactancia Materna para Médicos, 2.º edición, de la AAP/Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) (2014) (versión en inglés); Protocolo Clínico N.º 8, Información de Almacenamiento de Leche Humana para Uso Domiciliario en Bebés Nacidos a Término, Academia de Medicina en Lactancia Materna (ABM, por sus siglas en inglés) (2017); Directrices de los CDC para guardar leche humana (2018). (versión en inglés).

Guía para guardar leche materna descongelada

 

Temperatura ambiente
(hasta 77°F)

Refrigerador
(40°F)

Congelador
(0 °F o menos)

Leche materna descongelada

1 a 2 horas

Hasta 1 día (24 horas)

No volver a congelar

Fuente: adaptado del Protocolo Clínico N.° 8, Información de Almacenamiento de Leche Humana para Uso Domiciliario en Bebés Nacidos a Término, ABM (2017).

¿Respondimos tus dudas acerca de extraerte y guardar leche materna?

Para obtener más información acerca de la extracción y almacenamiento de leche materna, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones: