Amamantar en público

A algunas madres les genera incomodidad amamantar en público. Tienes derecho a amamantar a tu bebé cuando tenga hambre, en cualquier momento y lugar. Hay leyes que protegen a las madres en período de lactancia materna. Si te cuesta amamantar en público, puedes probar algunos de los siguientes consejos para amamantar con discreción.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Consejos para amamantar en público

  • Viste ropa que permita un acceso fácil a tus pechos, como blusas que se levanten desde la cintura o con botones.
  • Usa una manta alrededor de los hombros para cubrir cualquier parte que no desees exponer en público.
  • Amamanta a tu bebé con un cangurito. Los canguritos u otros portabebés suaves son particularmente útiles para viajar. Te ayudan a mantener a tu bebé cómodo y cerca de ti con facilidad. Sin embargo, debes saber que los canguritos para bebés pueden suponer un riesgo de asfixia. Consulta a la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. para conocer las advertencias antes de comprar un cangurito.
  • Usa el baño para mujeres o los vestidores de las tiendas, si prefieres, para amamantar a tu bebé en privado o en un espacio tranquilo.
  • Si planeas usar una manta u otra técnica para cubrirte, practica con ellas al dar el pecho en tu casa para que tú y tu bebé se sientan cómodos durante la lactancia materna.

Te ayudará amamantar a tu bebé antes de que se vuelva irritable. De esta forma, tendrás tiempo suficiente para ubicarte en un lugar o una posición cómoda para amamantar. (Con el tiempo, aprenderás las primeras señales de hambre de tu bebé). Cuando llegues a tu destino, encuentra un lugar donde puedas amamantar y te sientas cómoda.

Consejos para manejar las críticas

Si alguien te critica por amamantar en público, recuerda que la ley protege tu derecho a alimentar a tu bebé en cualquier lugar que necesites hacerlo. No necesitas responder a nadie que te critique por amamantar. Si te sientes en peligro, aléjate de la persona que te critica y busca personas que puedan ayudarte.

Recuerda que estás satisfaciendo las necesidades de tu bebé. No puedes quedarte en tu casa todo el tiempo, y debes (y puedes) sentirte libre de alimentar a tu bebé cuando salgas. ¡Debes estar orgullosa de tu compromiso! Además, no usar biberones significa que debes llevar menos materiales y no tienes que preocuparte por calentar la leche a la temperatura adecuada.

Habla con otras madres en período de lactancia materna sobre cómo han manejado las críticas en público. Si bien nadie debería criticarte por alimentar a tu bebé, podría resultarte útil saber de antemano lo que otras madres hicieron en una situación similar.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre cómo amamantar en público?

Para obtener más información acerca de cómo amamantar en público, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones: