Conoce tus derechos de embarazada

Cuando le cuentas la nueva noticia a tus colegas, probablemente lo último que se te venga a la mente sea la discriminación. Pero la verdad es que muchas mujeres son tratadas injustamente o incluso son despedidas después de contar que están embarazadas. 

Siempre y cuando una mujer embarazada sea capaz de desempeñar las principales funciones en su trabajo, despedirla o no contratarla porque está embarazada es ilegal. Es ilegal descontarle el sueldo o bajarla a un puesto de menor categoría debido a su embarazo. También es ilegal impedir que una mujer reciba los beneficios por embarazo porque no está casada. Todos estos son casos de discriminación por embarazo y están prohibidos por ley.

Las mujeres están protegidas por la Ley contra la discriminación por embarazo. Según esta Ley, las empresas que tengan al menos 15 empleados deben tratar a las mujeres que están embarazadas de la misma manera que a los demás candidatos para un puesto o empleados con capacidades o limitaciones similares.

La Ley de Licencia Médica y Familiar (FMLA, por sus siglas en inglés) también protege los puestos de los trabajadores que son contratados por compañías con más de 50 empleados y a los que hayan trabajado para la compañía por un período de 12 meses como mínimo. Estas compañías deben permitir que los empleados puedan tomarse 12 semanas de licencia no remunerada por cuestiones médicas, incluidos el embarazo y el parto. Tu puesto de trabajo no puede ser cedido durante este período de 12 semanas.

Existen muchas leyes estatales que también protegen los derechos de las mujeres embarazadas.

Estas leyes parecen ser muy claras. Sin embargo, los problemas que se plantean en el trabajo no suelen ser tan claros. Visita el sitio web de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los EE. UU. para aprender más acerca de tus derechos como embarazada y qué hacer si consideras que se han violado tus derechos.