Aborto espontáneo

Muchas parejas en la dulce espera se enfrentan a la dura realidad de un aborto espontáneo. Si has perdido a tu bebé, sabes cuán devastador y doloroso que puede ser. Quizás te preguntas si alguna vez tendrás un bebé en tus brazos que sea tuyo. Pero se puede superar el impacto emocional que produce un aborto espontáneo. Y muchas mujeres salen adelante y finalmente logran embarazos exitosos.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Por qué ocurren los abortos espontáneos

Entre un 10 y un 15 por ciento de los embarazos confirmados se pierden. El porcentaje real de pérdidas de embarazo puede ser incluso mayor ya que muchas ocurren antes de que la mujer siquiera sepa que está embarazada. La mayoría de las pérdidas ocurren muy al principio, antes de las ocho semanas. El embarazo que termina antes de las 20 semanas se llama aborto espontáneo. El aborto espontáneo generalmente sucede por problemas genéticos en el feto. A veces, puede haber problemas en el útero o el cuello uterino que causan un aborto espontáneo. Otro de los factores pueden ser algunos problemas de salud como el síndrome de ovario poliquístico .

Cuando el embarazo se pierde después de las 20 semanas se llama muerte fetal. La muerte fetal es mucho menos común. Algunas de las causas de la muerte fetal pueden ser problemas con la placenta, problemas genéticos en el feto, crecimiento fetal deficiente e infecciones. En casi la mitad de los casos no se sabe cuál es la causa de la muerte fetal.

Lidiar con una pérdida

Después de la pérdida puedes sentirte conmocionada o pasmada. Quizás te preguntes "¿Por qué a mí?". Podrías sentirte culpable por haber o no haber hecho algo que causó la pérdida del embarazo. Quizás te sientas engañada y enojada. O puedes sentirte muy triste a medida que vas aceptando que ese bebé nunca existirá. Estas emociones son todas reacciones normales ante una pérdida. Con el tiempo podrás aceptar la pérdida y seguir adelante. Nunca olvidarás a tu bebé. Pero podrás dejar este capítulo atrás y mirar hacia el futuro. Algunas de estas ideas pueden ayudarte durante este momento difícil:

  • Recurre a tus seres queridos y amigos para que te apoyen. Comparte lo que sientes y pide ayuda cuando la necesites.
  • Habla con tu pareja sobre tu pérdida. Ten en cuenta que los hombres y las mujeres maneja la pérdida de distintas maneras.
  • Cuídate. Comer comida sana, mantenerte activa y dormir bien te ayudará a recuperar tu energía y bienestar.
  • Participa en un grupo de apoyo. Un grupo de apoyo podría ayudarte a sentirte menos sola.
  • Haz algo para conmemorar a tu bebé.
  • Busca ayuda de un terapeuta especialista en duelo, especialmente si la pena no amaina con el tiempo.

Volver a intentar

Date el tiempo suficiente para sanar emocionalmente. Podría tomarte unos cuantos meses o hasta un año. Cuando tú y tu pareja estén emocionalmente listos para intentarlo de nuevo, confirma con tu médico que tengas una buena salud física y que tu cuerpo esté listo para un embarazo. Después de un aborto espontáneo, la mayoría de las mujeres sanas no necesitan esperar antes de intentar concebir de nuevo. Quizás te preocupe perder otro embarazo. Pero ten esperanza, la mayoría de las mujeres que han perdido un embarazo después tienen bebés sanos.