Lo que los empleadores deben saber

En 2010, se enmendó la Sección 7 de la Ley de Normas Laborales Justas (FSLA, por sus siglas en inglés) para obligar a los empleadores a ofrecer los servicios básicos, como tiempo y espacio, a las madres lactantes en el lugar de trabajo. Conoce más sobre lo que los empleadores deben ofrecer.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué comodidades de tiempo debo proporcionarle a las empleadas que amamantan?

"Tiempo de descanso razonable para que una empleada pueda extraerse leche materna para su bebé lactante hasta que éste cumpla 1 año cada vez que dicha empleada necesite hacerlo" - División de Salarios y Horas Laborales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, Sección 7(r) de la Ley de Normas Laborales Justas - Disposición de Tiempo de Descanso para las Madres Lactantes


Los empleadores cubiertos por la FLSA deben proporcionar un tiempo de descanso razonable para la extracción de leche. La ley reconoce que cada mujer tendrá distintas necesidades en cuanto a los descansos para extraerse leche (también llamados descansos para la extracción). Un poco de flexibilidad hará que esto funcione. La mayoría de las mujeres utilizan sus descansos y horarios del almuerzo habituales para extraerse leche.

Incluso en lugares de trabajo que requieren un cronograma laboral más rígido, se pueden organizar horarios razonables. Las mujeres pueden programar los descansos con antelación, si es necesario. Algunas empresas, como las plantas de fabricación y las escuelas, suelen disponer de empleados que cubren a las mujeres cuando se toman sus descansos. A veces, es el supervisor el que se encarga de ello.

Conoce más sobre ofrecer un tiempo de descanso adecuado para las madres lactantes. También puedes consultar lo que otras empresas han hecho para organizar los tiempos de descanso para las madres lactantes.

¿Qué comodidades de espacio debo proporcionarle a las empleadas que amamantan?

"Un lugar que no sea el baño, que tenga privacidad, al que no accedan los colegas ni el público y que una empleada pueda usar para la extracción de leche materna" - División de Salarios y Horas Laborales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, Sección 7(r) de la Ley de Normas Laborales Justas - Disposición de Tiempo de Descanso para las Madres Lactantes


Los empleadores cubiertos por la FLSA deben proporcionar un espacio privado para la lactancia materna que no sea un baño. "Privado" significa que otras personas no puedan ver a la empleada mientras está extrayéndose leche materna. Por lo general, esto significa poner llave en la puerta, aunque algunas empresas utilizan paneles portátiles o áreas con cubículos altos. El espacio no tiene que ser una sala permanente y exclusiva para la lactancia. Esta sección muestra muchas soluciones para proporcionar espacios permanentes, flexibles o temporales, e incluso opciones portátiles que pueden utilizarse en prácticamente todos los tipos de industrias. Conoce más sobre ofrecer espacios adecuados para que las madres lactantes extraigan su leche.

También puedes ver ejemplos de lo que están haciendo otras empresas como la tuya.

Nuestra empresa es muy pequeña y no tiene espacio de sobra. ¿Cómo podemos cumplir con las normas federales?

Incluso las empresas con muy poco espacio pueden apoyar los objetivos de lactancia materna de una madre y cumplir con las regulaciones federales de la FLSA. Un espacio funcional por lo general es lo suficientemente grande para colocar una silla y una superficie plana para que la madre extraiga leche. Normalmente, existen opciones flexibles y temporales que funcionan bien, como permitir que la empleada use la oficina de un gerente o colocar un biombo en un área pequeña. Algunas compañías incluso se asocian con empresas vecinas para compartir el espacio de lactancia para las madres que deben amamantar. Obtén más información sobre las soluciones de espacio.

¿Por qué las empleadas lactantes necesitan tiempo y espacio para la lactancia en el trabajo?

  • Beneficios para la salud.  La lactancia materna es tan importante para la salud de las madres y los bebés que las organizaciones médicas más importantes, como la Academia Americana de Pediatría (AAP), recomiendan que los bebés no reciban nada más que leche materna durante los primeros 6 meses de vida y continúen con la leche materna por al menos su primer año. Más del 80% de las madres que acaban de dar a luz ahora comienzan a amamantar inmediatamente después del parto.1 Los bebés amamantados son más saludables y conllevan menores costos de atención médica. Dar leche materna, en lugar de fórmula, ayuda a prevenir el síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, por sus siglas en inglés), asma, infecciones de oído, diabetes tipo 2 y muchas otras enfermedades.2 Y cuanto más tiempo se alimente a un bebé con leche materna, tanto el bebé como la madre tendrán más beneficios de salud.2
  • Necesidades biológicas. La lactancia materna es un proceso biológico normal. Las empleadas lactantes necesitan descansos durante el día laboral para la extracción dado que la producción de leche es un proceso biológico constante y continuo. Una madre lactante necesita amamantar a su bebé o extraerse leche cada 3 horas. De lo contrario, su cuerpo dejará de producir leche materna. Cuando una madre lactante no puede extraerse leche o amamantar, la leche se acumula en los senos, lo que genera dolor y, a veces, infección. Extraer la leche del seno es una necesidad biológica, similar a la necesidad de comer o dormir.
  • Comodidad. El espacio de lactancia es necesario porque, para que comience el flujo de leche, las madres deben poder sentarse y estar relajadas. Las madres que están en un espacio abierto o incómodo probablemente no puedan extraerse leche, o bien no puedan hacerlo con tanta rapidez.
  • Privacidad.  Es necesario contar con un espacio privado porque la extracción de leche es una experiencia muy diferente a la de amamantar a un bebé en persona. La mayoría de las madres pueden amamantar a sus bebés de forma muy discreta, y muchas de ellas lo hacen en público sin ninguna preocupación. Sin embargo, extraerse leche es muy diferente. Para colocarse el extractor, la mujer debe quitarse algunas de sus prendas de ropa. Además, muchos extractores emiten un sonido distintivo durante la extracción que puede causar vergüenza o incomodidad. El equipo de extracción debe limpiarse después de su uso, y la leche materna debe almacenarse de forma adecuada. Durante la extracción de leche materna, hay medidas que debes tomar en comparación con amamantar a un bebé en persona.

¿Por qué las empleadas no pueden extraer leche en el baño?

Los baños son un lugar para eliminar desechos del cuerpo y lavarse las manos después para prevenir la propagación de gérmenes y enfermedades. La leche materna es un alimento, y debe manipularse de la misma forma que se hace con otros. A nadie le gustaría preparar la comida en el baño, y eso incluye la leche materna. Los baños no son un lugar sanitario para preparar o manipular alimentos de cualquier tipo.

En el pasado, las madres se veían obligadas a utilizar los baños para la extracción de leche porque no había un espacio privado disponible para hacerlo. La extracción de leche no es algo que las madres puedan hacer discretamente bajo una manta, de la forma en que un bebé puede alimentarse discretamente en público. Las madres lactantes necesitan un espacio que no sea un baño para extraerse leche en un ambiente higiénico y privado.

¿Debo pagarle a las empleadas por los descansos para la extracción de leche?

"Un empleador no tiene la obligación de compensar a una empleada que recibe tiempo de descanso razonable para la extracción de leche, por el tiempo de trabajo utilizado para tal fin". - División de Salarios y Horas Laborales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, Sección 7(r) de la Ley de Normas Laborales Justas - Disposición de Tiempo de Descanso para las Madres Lactantes


No. Los empleadores no están obligados a pagarles a las empleadas por los descansos para la extracción de leche; sin embargo, algunas empresas prefieren hacerlo. No obstante, si un empleador proporciona descansos pagos, la empleada que utiliza el tiempo de descanso para la extracción de leche debe ser compensada de la misma forma en que otros empleados reciben la compensación por el tiempo de descanso. Si se necesita tiempo adicional porque una madre está extrayéndose leche, ese tiempo adicional puede ser no pago.

Otras opciones, aunque no lo requiera la ley, son permitir a las mujeres que tengan un horario más flexible, y que lleguen más temprano al trabajo, se queden hasta más tarde o tomen un descanso más corto, para completar sus horas laborales. Algunas empresas no registran el tiempo adicional tomado siempre y cuando la empleada realice sus tareas a tiempo. Conoce más sobre proporcionar un tiempo de descanso para las madres lactantes.

¿Cuánto cuesta crear un espacio para la lactancia materna?

Depende de las necesidades de la empresa. Si conviertes un espacio existente en una sala de lactancia, posiblemente no te cueste dinero. Para convertir una habitación existente, es posible que necesites comprar suministros y muebles, como una mesa y una silla. Algunos espacios pueden necesitar la instalación de una traba. Para los lugares de trabajo al aire libre, una tienda portátil o un baño nuevo portátil (sin las partes del inodoro) pueden ser una opción económica. Es posible que debas comprar un parasol para las empleadas que trabajan en un vehículo de la compañía la mayor parte del día. O bien pueden instalarse pantallas en un espacio de oficinas existente.

Las empresas que invierten fondos en servicios de apoyo para las empleadas pueden experimentar un alto rendimiento del capital invertido a través de ahorros en atención médica y retención de las empleadas. La mayoría de los gastos para el espacio de lactancia ocurren en el primer año del inicio de los servicios. Si no cuentas con fondos, primero considera opciones más flexibles que no requieran renovaciones importantes, como usar una oficina o una sala de reuniones vacía.

¿Debo cumplir con las leyes estatales o normas sindicales sobre la lactancia materna en el trabajo?

"Nada de este inciso prevalecerá ante una ley estatal que brinde mayor protección a empleados que las protecciones provistas según este inciso". - División de Salarios y Horas Laborales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, Sección 7(r) de la Ley de Normas Justas Laborales - Disposición de Tiempo de Descanso para las Madres Lactantes


Sí. Los empleadores deben consultar las leyes estatales y cualquier norma sindical correspondiente sobre la lactancia materna. Si una sección de la ley estatal ofrece mayor protección para las madres lactantes, entonces dicha sección es la norma a seguir. Por ejemplo, un estado puede brindar protección a todos los empleados, no solo a los trabajadores no exentos bajo la FLSA. Sin embargo, si la ley federal brinda mayor protección en otro artículo, entonces esa es la norma a seguir. Por ejemplo, la ley federal que requiere un espacio privado puede ser más importante que la ley estatal, que podría alentar, pero no requerir, la disposición de un espacio privado.

En la actualidad, 28 estados de los Estados Unidos, el Distrito de Columbia (DC) y Puerto Rico disponen de leyes relacionadas con la lactancia materna en el trabajo. Es posible que algunos empleadores deban cumplir con las normas sindicales para su lugar de trabajo. Consulta con otros grupos, como los recursos humanos, la dirección del sindicato y los administradores del gobierno local en tu comunidad a la hora de crear una política de lactancia materna.

¿Por qué mi empresa debería tener una política de lactancia materna?

Crear una política ayuda a garantizar que todas las empleadas tengan acceso al mismo nivel de apoyo, sin importar el tipo de trabajo que tengan. Una política ayuda a la compañía a asegurarse de que cumple con las regulaciones federales y también demuestra apoyo por la salud de las empleadas y sus familias. Una política define claramente los roles y las responsabilidades de los supervisores y los empleados, y potencialmente ayuda a evitar la vergüenza de llegar a una discusión por un tema personal. Tener una política en el lugar significa que los gerentes sabrán con exactitud cómo apoyar a una empleada que regresa al trabajo tras su baja por maternidad y quiere continuar con la lactancia materna. Y tener una política significa que, antes de la baja por maternidad, las empleadas sabrán qué tipo de apoyo a la lactancia materna recibirán en el trabajo. Una política de lactancia puede ayudar a una madre a decidir si quiere regresar al trabajo después de la baja por maternidad.

Una política de lactancia o un programa de apoyo a la lactancia también ayuda a los gerentes y supervisores a comunicar la importancia de los descansos y del espacio privado para la lactancia a todo el personal, no solo a las madres lactantes. Los empleadores pueden utilizar una política formal para enseñar a todo el personal sobre la importancia del respeto hacia la privacidad de una colega mientras se extrae leche y sobre la cobertura durante los descansos para la lactancia materna. Una política claramente comunicada puede ayudar a prevenir el acoso y otras conductas negativas en el lugar de trabajo.

¿Cómo creo una política de lactancia en el trabajo?

Las empresas que establecen políticas deberían incluir disposiciones que se alineen con los requisitos de la Ley de Normas Laborales Justas, incluida la disposición de Tiempo de Descanso para las Madres Lactantes conforme a la Sección 7(r). Esto requiere que las empresas proporcionen un tiempo de descanso razonable y un espacio privado para la lactancia materna, que no sea un baño, en el trabajo. Las políticas también se deberían alinear con las leyes estatales que brindan más apoyo y cualquier norma local o sindical.

Descarga una política de ejemplo (PDF, 106 KB).

Considera los siguientes componentes:

Tiempo

Describe cómo tu empresa organizará los descansos para que las madres lactantes se extraigan leche. Esto puede incluir:

  • Ofrecer descansos para la extracción de leche que estén programados, sean parte de los descansos u horarios de almuerzo ya provistos, se tomen según sea necesario o estén organizados con el supervisor teniendo en cuenta cada caso en particular
  • Aclarar si los descansos para la extracción de leche serán pagos o no pagos, o bien si las empleadas que trabajan por hora tendrán que registrar su horario de salida para los descansos
  • Determinar con cuánto tiempo adicional se dispondrá más allá de los descansos habituales si una empleada tarda más en llegar al espacio de lactancia y extraerse leche.
  • Decidir quién cubrirá a la empleada, de ser necesario, durante los descansos
  • Establecer cómo se organizarán los descansos entre las empleadas que necesiten extraerse leche
  • Explicar cómo cambiará temporalmente el horario o la ruta habitual de una empleada para acomodar los descansos para la lactancia materna

Espacio

Describir cómo tu empresa proporcionará áreas privadas donde las mujeres podrán extraerse leche. La política puede especificar:

  • Si el espacio de lactancia es permanente; si hay un espacio flexible disponible acorde a las necesidades, como una oficina privada o un área de almacenamiento; o si es un espacio temporal móvil o al aire libre, como una tienda plegable o el vehículo de la compañía
  • Las comodidades básicas que dispondrá el espacio para que sea funcional para la extracción de leche, como una silla o una superficie plana para apoyar el extractor
  • Cómo se hará privado el espacio, al que no accedan los colegas ni el público
  • Quién será responsable de limpiar y mantener el lugar
  • Cómo estará organizado el espacio si hay más de una empleada utilizando el lugar

Roles y responsabilidades

Establece expectativas claras para el empleador y los empleados. Por ejemplo:

  • Las empresas pueden enseñar a los supervisores, gerentes y empleados sobre los beneficios y los requisitos legales del apoyo a la lactancia materna.
  • Los supervisores pueden asumir la responsabilidad de informar a todas las mujeres embarazadas sobre sus opciones para la extracción de leche después de la baja por maternidad y organizar los horarios y el espacio para las empleadas, según sea necesario.
  • Las empleadas pueden asumir la responsabilidad de comunicar sus necesidades a sus supervisores lo más pronto posible y de mantener limpio el lugar destinado a la extracción de leche.
  • Los colegas pueden apoyar la lactancia materna al ofrecer cobertura durante los descanso para la lactancia, sabiendo que las madres lactantes necesitan extraerse leche cada 3 horas, comprendiendo que las madres que necesitan un descanso para la extracción no intentan evitar sus tareas laborales y apoyando la flexibilidad que las madres necesitan para equilibrar la lactancia materna con el trabajo. Además, los colegas pueden tener la seguridad de que los bebés alimentados con leche materna son más saludables, lo que significa que es menos probable que la empleada lactante falte al trabajo para cuidar a su bebé enfermo.

¿Qué debería incluir la sala para lactancia materna?

Además de una silla y una superficie plana para apoyar el extractor de leche, las madres lactantes aprecian los espacios de lactancia que incluyen:

  • Casilleros o percheros donde colgar sus pertenencias mientras hacen la extracción
  • Tomacorrientes eléctricos para enchufar un extractor eléctrico o recargar un extractor a batería. Los extractores eléctricos dobles para múltiples usuarios son más rápidos que los extractores manuales y son útiles para las madres que trabajan con un horario ajustado.
  • Asiento cómodo. La leche fluye con más rapidez cuando una mujer está cómoda y relajada.
  • Extractores provistos en el sitio por parte de la compañía. Las mujeres traen sus accesorios (protectores mamarios y recipiente para la leche), pero no tienen que transportar extractores posiblemente grandes y pesados al trabajo.
  • Una máquina de ruido blanco o un dispositivo similar para las áreas comunes. Los extractores pueden ser ruidosos, pero algunas mujeres pueden sentirse avergonzadas por molestar a sus colegas con el sonido del extractor en un espacio compartido.
  • Un refrigerador pequeño o nevera para que las mujeres almacenen su leche. La leche materna es un alimento y puede almacenarse en el refrigerador de la empresa de la misma forma que se almacenan los otros alimentos.
  • Un lavabo con agua potable que se encuentre cerca. Las mujeres pueden limpiar los accesorios del extractor rápidamente después del descanso.
  • Un espejo para acomodarse la ropa después de la extracción.
  • Suministros de limpieza como toallas de papel o paños para limpiar el espacio después de su uso
  • Información sobre los servicios de apoyo a la lactancia materna, como la línea de ayuda sobre la lactancia materna gratuita de la Oficina para la Salud de la Mujer al 1-800-994-9662. La línea de ayuda está disponible de lunes a viernes, de 9 a.m. a 6 p.m., hora del Este. La ayuda está disponible en inglés o español por parte de una madre capacitada en lactancia materna que ha amamantado y recibido capacitación para ayudar a otras mujeres con sus preguntas sobre la lactancia materna.

¿Qué debería incluir el programa de apoyo a la lactancia materna?

Además de ofrecer tiempo y espacio para la lactancia materna, algunas empresas promueven la lactancia materna a través de la educación y la asesoría. Un programa de lactancia exhaustiva podría incluir:

  • Contratación de Consultores en Lactancia Certificados por la Junta Internacional (IBCLC, por sus siglas en inglés) de la comunidad para ofrecer ayuda directa a empleadas. Por lo general, las consultoras de lactancia imparten clases en el sitio, educan y hablan con las empleadas y las visitan en sus hogares o en el hospital durante su licencia por maternidad. La consultora en lactancia puede ayudar a una madre a tener un buen comienzo con la lactancia materna. La consultora puede enseñarle a extraer leche de manera eficiente y a usar el extractor; además, puede ayudarle con sus dudas sobre la lactancia materna una vez que retoma sus actividades laborales. Encuentra una consultora de lactancia en la Asociación Internacional de Consultores de Lactancia.
  • Programas de lactancia materna para cónyuges y parejas. Algunas empresas reconocen el rendimiento del capital invertido en la lactancia materna al ofrecer programas educativos para cónyuges y parejas, como así también para empleadas lactantes.
  • Recursos en el espacio de lactancia. Materiales sencillos en la sala para la extracción de leche pueden ayudar a las mujeres a incorporar la lactancia materna a su horario laboral. Comunícate con tu departamento de salud local o coalición de lactancia materna para obtener sugerencias de libros adecuados, panfletos y otros materiales.
  • Educación grupal. Muchas empresas ofrecen charlas informales a mujeres embarazadas y sus parejas. Las reuniones mensuales para las madres en período posparto les dan la oportunidad de compartir experiencias.
  • Consultas sobre el regreso al trabajo. Los consultores de lactancia, las enfermeras en el sitio o los gerentes de recursos humanos pueden ofrecer consultas personales con las madres para ayudarlas en la transición de regreso al trabajo.
  • Acceso a recursos locales. Pueden ofrecer ayuda los hospitales locales, departamentos de salud, la agencia para mujeres, bebés y niños (WIC) o la coalición de lactancia materna. Estas organizaciones recomiendan materiales adecuados y recursos locales. Además, ofrecen capacitación para administradores y supervisores.

¿Por qué las empresas deberían apoyar la lactancia materna en el trabajo?

El apoyo a la lactancia materna en el trabajo es mucho más que una medida correcta; también puede ayudar a tu empresa. La ciencia demuestra que los bebés alimentados con leche materna se enferman con menos frecuencia.2 Como resultado, las madres que amamantan son menos propensas a faltar al trabajo en el primer año de vida de su hijo.3

Tener un programa formal de apoyo a la lactancia materna, como una política y un espacio diseñado para la extracción de leche, le demuestra a los empleados que tu empresa apoya la lactancia materna en el trabajo. Este apoyo puede significar que las empleadas sean más propensas a regresar al trabajo después de la licencia por maternidad4 y tengan una mayor satisfacción laboral.5 Tener empleados productivos, satisfechos y experimentados significa menos rotación de empleados y menores costos de contratación y capacitación.

Los beneficios para la empresa de contar con un programa formal de apoyo a la lactancia incluyen:

  • Menores costos de atención médica. No solo los bebés alimentados con leche materna se enferman con menos frecuencia, sino que las madres que amamantan también son más saludables. Cuanto más tiempo se amamante, menor es la probabilidad de experimentar cáncer de mama, diabetes tipo 2 y enfermedad cardíaca.2 Y la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida de un bebé ayuda a prevenir un embarazo no deseado en ese tiempo.2 Hace algunos años, un estudio importante demostró que la compañía de seguros Cigna ahorró $240,000 al año en gastos de atención médica entre las mujeres que amamantaban a sus bebés.6
  • Índices de ausentismo laboral más bajos. Como los bebés que son amamantados gozan de mejor salud, es menos probable que sus padres pierdan días de trabajo. Las ausencias de un día para cuidar a los niños enfermos ocurren más del doble de veces entre los padres cuyos bebés no son alimentados con leche materna.3 Y si los bebés amamantados se enferman, acuden menos veces al consultorio médico, necesitan menos medicamentos y son menos propensos a ser hospitalizados.7 Esto significa que los padres se ausentan del trabajo por menos tiempo.
  • Índices de retención más altos. Las investigaciones indican que las mujeres que reciben apoyo para extraerse leche en el trabajo son más productivas y leales con la empresa. Además, es más probable que regresen al trabajo después de la licencia por maternidad y lo hagan antes.8 En un estudio de cinco empresas diferentes con programas de apoyo a la lactancia materna, el 94% de las empleadas regresaron a la empresa después de la licencia por maternidad, en comparación con el promedio nacional del momento de solo un 59%.4

¿Otros empleados pensarán que las madres lactantes reciben un tratamiento especial?

La lactancia materna y el trabajo conllevan mucho tiempo, coordinación y dedicación por parte de una madre. No es fácil, y las madres lactantes que se toman descansos para la extracción de leche no están holgazaneando o intentando librarse de su trabajo. Se están encargando de una necesidad biológica de extraer leche y, además, mejorando la salud de sus familias. Y los estudios demuestran que la mayoría de las madres lactantes se toman solo 2 a 3 descansos por día laboral, haciendo un total de menos de 1 hora por día laboral para la extracción de leche.9

El apoyo a la lactancia materna en el lugar de trabajo trae beneficios importantes que ayudan a todos los empleados. Las madres lactantes y sus familias conllevan menos costos de atención médica, se ausentan del trabajo con menos frecuencia y es más probable que regresen al trabajo cuando se apoya la lactancia materna en el lugar. Además, la mayoría de los empleadores están obligados por la ley de Tiempo de Descanso para Madres Lactantes a proporcionar descansos para la extracción de leche.

Cuando los empleados deben cubrir a una madre lactante durante el descanso para la extracción de leche, no es muy diferente a cuando deben cubrir a un empleado que necesita tomarse un descanso para ir la baño, comer o llamar a casa para verificar que su familia está bien. Es más fácil organizar descansos preplanificados para la extracción de leche que lidiar con ausencias inesperadas debido a una enfermedad o capacitar a un empleado nuevo si una madre no regresa al trabajo después de su licencia por maternidad.

Muchas empresas descubren que involucrar a otros empleados en la planificación inicial del espacio y la política de lactancia ayuda a lograr el trabajo en equipo y una sensación de equidad para todos. Conoce más sobre la lactancia materna en el sector comercial y cómo crear una política en el trabajo para apoyar a las empleadas lactantes.

¿Cómo puede nuestra empresa promover los servicios de apoyo a la lactancia materna entre los empleados?

La medida más importante para promover los servicios de apoyo a la lactancia materna es hacer que los gerentes y supervisores hablen sobre las políticas con las empleadas embarazadas. Cuando una mujer le cuenta a su supervisor que está embarazada, el supervisor debe analizar las políticas y el programa de apoyo a la lactancia materna de la empresa al momento de hablar sobre las logísticas de la licencia por maternidad. Otra manera efectiva de apoyar los objetivos de lactancia materna de una empleada embarazada es pedirle a una mujer que haya utilizado los servicios de apoyo a la lactancia materna de la empresa que cuente su experiencia.

La manera en que una mujer alimenta a su bebé es una decisión personal; sin embargo, todas las mujeres deberían contar con información sobre los servicios de apoyo a la lactancia materna de la empresa. Muchas mujeres manifiestan que, cuando el supervisor aborda el tema, se sienten valoradas y respetadas. Algunas madres se sienten aliviadas cuando sus supervisores inician la conversación sobre la extracción de leche en el trabajo, dado que esto demuestra que el supervisor apoya a las madres lactantes y que la empresa valora la salud de sus empleadas.

Las madres indican que esto también las ayuda a sentirse cómodas con su empleador y aumenta la posibilidad de retomar sus actividades laborales luego de la licencia por maternidad.5

¿Dónde puedo encontrar más información sobre las leyes relacionadas con la lactancia materna en el trabajo?

  • Departamento de Trabajo de los Estados Unidos
    La División de Salarios y Horas Laborales del Departamento de Trabajo de los EE. UU. es responsable de hacer cumplir la Ley de Normas Laborales Justas y brinda asistencia sobre los requisitos federales que menciona la ley. Esto incluye todo el lenguaje de la ley y todas las disposiciones, y la información sobe su cumplimiento. Para obtener más información, visita el sitio web del Departamento de Trabajo o llama al 1-866-4-USWAGE (1-866-487-9243).
  • Comité de Lactancia Materna de Estados Unidos
    El Comité de Lactancia Materna de Estados Unidos tiene información detallada relacionada con las opciones y los recursos para el cumplimiento de la ley.
  • HealthCare.gov
    La mayoría de las compañías de seguro deben cubrir el apoyo, el asesoramiento y los equipos de lactancia materna por el tiempo que esta dure. Esto incluye cubrir el costo de un extractor de leche y la ayuda o el asesoramiento de un profesional de atención médica sobre la lactancia materna.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre los requisitos de lactancia materna en el lugar de trabajo?

Para obtener más información acerca de las responsabilidades de los empleadores, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2018). Resultados: índices de la lactancia materna.
  2. American Academy of Pediatrics. (2012). Lactancia materna y el uso de leche humana (versión en inglés). Pediatrics, 129(3), e827–e841.
  3. Cohen, R., Mrtek, M. B. y Mrtek, R. G. (1995). Comparación del ausentismo maternal y las tasas de enfermedad infantil entre las mujeres que alimentan a sus hijos con leche materna y con fórmula en dos organizaciones (versión en inglés). American Journal of Health Promotion, 10(2), 148–153.
  4. Ortiz, J., McGilligan, K. y Kelly, P. (2004). Duración de una sesión de extracción de leche entre las madres trabajadoras inscritas en un programa de lactancia patrocinado por el empleador (versión en inglés). Pediatric Nursing, 30(2), 111–119.
  5. Waite, W. M. y Christakis, D. (2015). Relación de las percepciones maternales del apoyo a la lactancia materna en el trabajo y la satisfacción laboral (versión en inglés). Breastfeeding Medicine, 10(4), 222–227.
  6. CSR Wire. (2000). Estudio de UCLA del programa de lactancia materna en la empresa CIGNA muestra que apoyar la lactancia materna para las madres que trabajan es una buena idea (versión en inglés).
  7. Ball, T. M. y Wright, A. L. (1999). Costos de atención médica de los bebés alimentados con fórmula en el primer año de vida (versión en inglés). Pediatrics, 103(4), 870–876.
  8. Del Bono, E. y Pronzato, C. D. (2012). ¿El apoyo a la lactancia materna en el trabajo ayuda a las madres y empleados al mismo tiempo? (PDF, 417 KB) (versión en inglés) Instituto para el estudio del trabajo (IZA) Discussion Paper No. 6619.
  9. Slusser, W. M., Lange, L., Dickson, V., Hawkes, C., Cohen, R. (2004). Extracción de leche en el trabajo: un análisis de la frecuencia y el tiempo (versión en inglés). Journal of Human Lactation, 20(2), 164–169.