Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Infecciones de transmisión sexual: lo que las mujeres tienen que saber

Abril 28 de 2014
Hazel Dean

Hazel DeanAbril es el Mes de la Concientización sobre las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Oficina para la Salud de la Mujer del HHS trabajan en conjunto para concientizar sobre el tema y hablar de ello con las mujeres.

Las ITS, o ETS (enfermedades de transmisión sexual), afectan a las mujeres de forma diferente que a los hombres. Debido a que la vagina es húmeda y tiene un recubrimiento delgado, es más fácil para las mujeres contagiarse de una ITS que para los hombres. Además, es menos probable que una mujer tenga síntomas de las ITS comunes, como clamidia y gonorrea, en comparación con un hombre. Esto significa que una mujer puede tener una ITS y no saberlo.

Las ITS sin tratar pueden generar una enfermedad inflamatoria pélvica, que puede causar un embarazo ectópico e infertilidad, dificultando, y a veces haciendo imposible, que una mujer tenga un bebé. Una mujer embarazada puede contagiar una ITS a su bebé. El herpes genital, la sífilis y el VIH pueden transmitirse a los bebés durante el embarazo y el parto.

Una mujer con una ITS es más propensa a contagiarse el VIH, el virus que causa el SIDA. Las ITS pueden producir llagas, como el herpes genital, la sífilis y el chancroide, y así facilitar que el VIH ingrese al cuerpo.

Dicho esto, existen medidas que una mujer puede tomar para evitar las ITS. Primero, una mujer puede abstenerse de tener sexo o limitar su cantidad de parejas sexuales. La forma más segura de evitar contagiarse de una ITS es no tener sexo vaginal, oral o anal. Si la abstinencia no es la opción adecuada, tener sexo con solo una persona que haya acordado tener sexo solo contigo puede reducir tu riesgo de contagio.

Para evitar las ITS, una mujer puede usar condón siempre que tenga un contacto sexual, desde el comienzo hasta el final del acto sexual, y con todas las parejas sexuales. Una mujer tiene que saber cómo usar correctamente un condón. Los condones pueden protegerte de las ITS solo si los usas correctamente. Consulta la página Cómo usar condones para conocer consejos e instrucciones paso a paso.

Además, las mujeres deben buscar un médico de confianza con quien hablar abiertamente sobre su salud sexual. Los médicos están dispuestos a ayudarte con cualquier problema de salud, no debes sentirte avergonzada de hablar sobre tu salud sexual.

Una mujer tiene que recibir atención médica con regularidad. Consulta con tu médico si tienes que realizarte una prueba de detección de ITS y/o recibir una vacuna contra el VPH y la hepatitis B. Las pruebas de detección y las vacunas contra las ITS son simples y con frecuencia se pueden realizar durante tus exámenes de control.

Si usas anticonceptivos, consulta con tu médico sobre tu riesgo de contagiarte de una ITS. Algunos métodos anticonceptivos, como pastillas, inyecciones, implantes, dispositivos intrauterinos (DIU) y diafragmas, no te protegerán de las ITS. Si usas uno de estos métodos, procura también usar condón siempre que tengas sexo.

Para obtener más información sobre cómo las ITS afectan a las mujeres, consulta estos recursos sobre las ITS y la salud de las mujeres: