Alergias y sensibilidad a los alimentos

Las alergias alimentarias, como las alergias a los frutos secos o a los mariscos, son provocadas por un problema en el sistema inmunitario. Las sensibilidades o intolerancias a los alimentos, como las reacciones al trigo o a la leche, son provocadas por un problema en el sistema digestivo. Las alergias alimentarias pueden poner en riesgo la vida. Una sensibilidad o intolerancia a un alimento puede ser muy incómoda, pero rara vez es una amenaza para la vida. Además, incluso si eres sensible a un alimento, aún puedes disfrutarlo en pequeñas cantidades.