Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar navegación

Logotipo de Women's Health

Haga la llamada. ¡No pierda tiempo!

¿Qué hacer durante un ataque cardíaco?

In English

Cómo recibir la mejor atención

La buena comunicación es crucial para ayudar a tu doctor a proporcionarte el diagnóstico y tratamiento adecuados. Esta sección incluye consejos sobre cómo hablarle a los médicos y otros proveedores de asistencia médica para asegurarte de que obtendrás la mejor atención posible. También aprenderás sobre qué hacer si tus preocupaciones no son tomadas seriamente. Muchas mujeres que sobrevivieron a un ataque cardíaco cuentan historias en las que la persistencia fue la clave para obtener la ayuda que necesitaban y salvar sus propias vidas. Recuerde que es tu corazón y nadie conoce tu cuerpo como tú. No te rindas hasta obtener la ayuda que necesitas.

¿Cómo podría describir mis síntomas?

  • Describa tus síntomas en forma clara y directa. Explica tus síntomas al médico y cómo te sientes, no una historia acerca de cómo sucedieron, y cuál supones que podría ser la causa.
  • Sé específica. Describe cómo se sienten sus síntomas, dónde los sientes, cuán malos son y desde cuándo los tienes.
  • Deja claro que esos síntomas no son normales para ti y que crees que algo está realmente mal. Usar las palabras "nunca antes me había sentido así" puede ayudar al médico a darse cuenta de que algo está realmente mal.
  • Permanece en calma. Sufrir un ataque cardíaco puede ser aterrador, pero estar demasiado emotiva o alterada cuando hablas acerca de tus síntomas no es de ayuda para el médico. A veces puede producir confusión y demoras.
  • No te des por vencida. Continúa describiendo tus síntomas hasta que sientas que te han comprendido.
  • Escuche con cuidado cualquier pregunta que se te haga y responde directamente. No temas tomarte tu tiempo para organizar las ideas.
  • Se te puede pedir que describas el dolor que sientes en una escala de cero a 10, donde cero es ningún dolor y 10 es el peor dolor imaginable. Sé honesta y no minimices tus síntomas: este no es el momento de "ser fuerte".
  • Habla alto. No temas hacer preguntas. Si continúas sintiendo dolor mientras estás en el hospital, asegúrate de que el médico y enfermeros sepan cómo te sientes. El dolor continuo se tratará de forma diferente al que se va.

¿Qué pasa si no me toman en serio?

¿Sabías que?

Las mujeres que sufren un ataque cardíaco son dos veces más propensas que los hombres a ser erróneamente enviadas a casa desde el hospital. Permanece calmada, firme y no te rindas hasta que tus preocupaciones sean atendidas.

Tener síntomas de un ataque cardíaco es una experiencia estresante. La presión adicional de tener gente, especialmente médicos, negándose a tomarte en serio puede ser casi imposible de soportar. Pero ten confianza: muchas mujeres han enfrentado el mismo reto y finalmente pudieron recibir la atención que necesitaban. Confía en tus instintos y mantente dispuesta a luchar por tu salud.

  • Sé persistente. Nunca dejes de buscar ayuda, siempre y cuando tengas un problema, incluso si el médico dice que no está pasando nada malo.
  • Sé directa. Di: "Creo que estoy sufriendo un ataque cardíaco". Si te dicen que solamente son nervios o indigestión, di: "¿Investigó para ver si tuve un ataque cardíaco?".
  • Pide más exámenes. Insiste en hacerte un electrocardiograma y exámenes de sangre antes de acceder a irte a casa. Estos exámenes son simples, rápidos y muy precisos en la búsqueda de problemas cardíacos. Incluso si tus exámenes resultan normales, aun si tienes dolor o malestar, insiste en ser ingresada en el hospital para pasar la noche en observación.
  • Obtén una segunda opinión. Si sientes que el médico de la sala de emergencias no te toma en serio, pide ver un cardiólogo clínico (también llamado cardiólogo no invasivo), que se especializa en ataques cardíacos. No te preocupes por ofender a alguien: tu salud es lo más importante.