Datos sobre el VIH / SIDA

Tener la información correcta es la clave para comprender y prevenir el VIH / SIDA. Los mitos pueden ser perjudiciales. Obtener información correcta sobre el VIH / SIDA puede ayudar a tener una mejor salud y a vivir mejor con VIH.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Dato: el VIH / SIDA es un problema en los Estados Unidos.

El VIH / SIDA no es un problema que existe solo en África y en otras partes del mundo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades calculan que más de 1.2 millones de estadounidenses mayores de 13 años tienen VIH.1

Una de cada cuatro personas con SIDA en los Estados Unidos en 2014 era mujer. Se estima que 128,778 mujeres han muerto de SIDA desde que comenzó la epidemia en 1981.2

Dato: el VIH no es lo mismo que el SIDA.

El VIH es el virus que conlleva al SIDA. Tienes SIDA si tu recuento de CD4 cae por debajo de 200 o cuando tienes ciertas infecciones o ciertos tipos de cáncer. Puedes tener VIH por años sin tener SIDA. Contagiarte de VIH no significa que desarrollaste el SIDA.

Además, las personas con VIH que comienzan el tratamiento poco después del contagio, mantienen el tratamiento y tienen una carga viral indetectable pueden mantenerse saludables y evitar que la enfermedad progrese a SIDA.

Dato: las pruebas de VIH son confiables.

Las pruebas de VIH más recientes identifican el virus en sí y un marcador en el virus llamado antígeno p24.3 Estas pruebas pueden detectar la infección de VIH mucho antes que las pruebas anteriores. Una prueba de seguimiento para confirmar los resultados también puede determinar la cepa del VIH que tienes. Conoce más sobre las pruebas del VIH.

Dato: el VIH no tiene cura.

Actualmente no existe cura para el VIH. Sin embargo, con los medicamentos actuales, las mujeres pueden reducir su carga viral (cantidad de VIH en la sangre) hasta un punto que es indetectable. Esto significa que la carga viral es de menos de 40 a 75 copias en una muestra de sangre.

Una carga viral indetectable no quiere decir que ya no se tiene VIH. Todavía es posible contagiarlo a otras personas, aunque el riesgo es mucho más bajo.4 Tener una carga viral indetectable también ayuda a evitar que progrese a SIDA o contraer otras infecciones.

Hay investigaciones en curso que pueden conducir al desarrollo de nuevos tratamientos y nuevas maneras de prevenir la infección de VIH. Mientras tanto, las mujeres con VIH tienen vidas plenas, es decir, pueden trabajar, tener hijos y participar activamente en sus comunidades.

Dato: no existe ninguna vacuna para prevenir el VIH.

En estos momentos, no tenemos una vacuna para prevenir el VIH. Las vacunas son la mejor manera de prevenir enfermedades que pueden contagiarte otras personas, como el sarampión, las paperas o la polio. Los investigadores han estado trabajando por más de 20 años en el desarrollo de una vacuna segura y eficaz contra el VIH.

El VIH es un virus complicado que cambia con el tiempo. Esto dificulta la investigación sobre la vacuna, y la investigación demora más tiempo. Los investigadores están más cerca de desarrollar una vacuna para prevenir el VIH y una vacuna para tratar el VIH / SIDA.5

Dato: las personas con VIH deben comenzar a tomar medicamentos para el VIH de inmediato.

Incluso si te sientes genial y no tienes síntomas, el VIH está dañando tu sistema inmunitario. Para proteger el sistema inmunitario, la mayoría de los expertos recomienda comenzar a tomar los medicamentos para el VIH (llamados terapia antirretroviral o ART) en cuanto se diagnostica el VIH. Debido a que estos medicamentos reducen la "carga viral", o la cantidad de VIH en la sangre, también reducen tus posibilidades de contagiar el VIH a otras personas.

Dato: no tienes cómo saber si tu pareja tiene VIH o no a menos que se haga una prueba.

Pueden pasar años antes de que empieces a ver los síntomas del VIH. Esto se denomina período de latencia. La única manera de evitar completamente el contagio del VIH por transmisión sexual es no tener sexo de ningún tipo. Usar preservativo correctamente cada vez que se tiene sexo vaginal, oral o anal puede reducir el riesgo de contagiar el VIH en un 80 %.6 Los preservativos de látex masculinos ofrecen la mejor protección contra el VIH, pero los preservativos femeninos también están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos para reducir el riesgo de contagio del VIH.

Usa preservativo cada vez que tengas sexo por dos razones. Primero, tu pareja podría estar infectado pero no lo sabe. Segundo, no puedes controlar los comportamientos riesgosos de tu pareja. Solo tú puedes saber si tienes VIH y hacerte responsable de tus propias acciones.

Dato: tú, o tu pareja, deben usar preservativo durante el sexo, incluso si ambos son VIH positivo.

Si tú y tu pareja tienen VIH, deben seguir practicando sexo seguro. Usen preservativo cada vez que tengan sexo vaginal, oral o anal. Los preservativos pueden protegerte de otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Además, debido a que hay diferentes cepas (tipos) de VIH, puedes contagiarte por segunda vez con un tipo diferente del que ya tienes. Algunas formas de VIH también son más agresivas, lo que significa que progresan a SIDA más rápido. Podrías contagiarte una cepa de VIH resistente a los medicamentos. Esto podría dificultar mucho la eficacia del tratamiento.

Dato: las mujeres pueden contagiar el VIH a los hombres.

Es mucho más difícil que los hombres contraigan el VIH de las mujeres, pero puede suceder. El VIH puede ingresar al cuerpo del hombre por la abertura de la punta del pene y a través de cortes o llagas en el cuerpo del pene que podrían no ser visibles.

Además, si tu pareja tiene una infección de transmisión sexual (ITS) no tratada como herpes genital, sífilis, gonorrea o clamidia, el riesgo es incluso mayor. Estas infecciones pueden llevar más células CD4 al área de la infección o causar grietas en la piel. Estas ITS también aumentan el riesgo de contagiar el VIH a otras personas.

Aprende cómo las mujeres contraen VIH mediante sexo vaginal.

Dato: una mujer embarazada con VIH puede reducir la posibilidad de traspasar el virus al feto a menos del 1 %.

Una mujer que sabe que tiene VIH desde el principio del embarazo y recibe medicamentos antirretrovirales (ARV, por sus siglas en inglés) puede reducir el riesgo de traspasar el virus al bebé a menos del 1 %.7 Sin tratamiento, el riesgo de traspasarlo al bebé es de aproximadamente el 25 % (en los Estados Unidos).

Si estás embarazada, hazte la prueba del VIH. Además, no amamantes a tu bebé hasta que tú y tu médico estén seguros de que no tienes VIH.

Conoce más acerca del embarazo y el VIH.

Dato: las lesbianas pueden contraer el VIH.

Es poco común que las mujeres que solo han tenido sexo con mujeres puedan contraer o contagiar el VIH. Sin embargo, el VIH puede contagiarse a través de los fluidos vaginales y la sangre menstrual.

Evita tener relaciones sexuales si tú o tu pareja tienen VIH y tienes candidiasis vaginal o estás con tu período menstrual. Además, no compartan juguetes sexuales porque las partículas microscópicas de los fluidos en los juguetes sexuales pueden contagiar el VIH. También puedes contraer el VIH a través de drogas y agujas o jeringas compartidas.

Dato: las mujeres de todas las edades, razas, etnias y orientaciones sexuales pueden contraer el VIH.

Cualquier mujer que tenga sexo sin protección o que comparta agujas o jeringas con otra persona que es VIH positivo o con alguien que no sabe si tiene VIH corre riesgo de contagiarse.

El VIH no es una enfermedad exclusiva de los hombres homosexuales. De hecho, en todo el mundo, la mayoría de las personas que viven con VIH son heterosexuales, y más de la mitad de las personas que viven con VIH son mujeres.8 En los Estados Unidos, las mujeres constituyen aproximadamente una de cada cuatro personas que viven con VIH.2

Las mayoría de las mujeres VIH positivo se contagiaron por tener sexo sin protección con un hombre VIH positivo. Conoce más acerca de las mujeres y el riesgo de contraer VIH.

Dato: puedes contagiarte el VIH por compartir agujas, hacerte tatuajes o hacerte perforaciones en el cuerpo.

Compartir agujas es la segunda manera más común de contagiar el VIH a mujeres en los Estados Unidos (el sexo es la manera más común). Cualquier mujer que comparte agujas con alguien que es VIH positivo o con alguien que no sabe si tiene VIH corre riesgo de contraer el VIH. Conoce más acerca del riesgo de contraer VIH y compartir agujas.

Es posible contraer el VIH a través de herramientas para hacer tatuajes y perforaciones que no son esterilizadas correctamente luego de cada uso. Los instrumentos que cortan la piel deben usarse una sola vez y luego desecharse o esterilizarse entre usos.

Antes de hacerte un tatuaje o una perforación en el cuerpo, haz las preguntas adecuadas. Averigua qué medidas toma el personal para prevenir el VIH y otras infecciones, como la hepatitis B y C. También puedes llamar al departamento de salud local para preguntar cómo las tiendas de tatuajes deben esterilizar sus herramientas. Debe usarse una aguja nueva y esterilizada para cada persona.

Muchos estados (no todos) regulan y emiten permisos a las tiendas de tatuajes. Antes de hacerte un tatuaje, conoce qué regulaciones debe seguir la tienda de tatuajes y si aprobó una inspección de salud.

Conoce más acerca del riesgo de contraer el VIH, los tatuajes y las perforaciones en el cuerpo.

Dato: el VIH no se contagia a través de los mosquitos, del sudor, de las lágrimas, de las piscinas ni del contacto casual.

Incluso si los mosquitos pudieran llevar el virus del VIH, no inyectan sangre a tu piel. Nunca se ha informado una transmisión de este tipo en todo el mundo. Además, no puedes contraer el VIH por tomar a alguien de la mano, usar el inodoro o tener contacto con el sudor o las lágrimas de otra persona. Los únicos fluidos corporales que se sabe que transmiten el VIH son el semen, los fluidos vaginales, los fluidos anales, la leche materna y la sangre (incluso la sangre menstrual).

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). El VIH en los Estados Unidos: de un vistazo (versión en inglés).
  2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). Informe de observación del VIH, vol. 27. Diagnósticos de infección de VIH en los Estados Unidos y áreas dependientes, 2015 (versión en inglés).
  3. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2014). Guía de referencia rápida - Pruebas de laboratorio para el diagnóstico del VIH: recomendaciones actualizadas (versión en inglés).
  4. AIDS.gov. (2015). Carga viral (versión en inglés)
  5. AIDS.gov. (2016). Vacunas (versión en inglés).
  6. Weller, S.C., Davis-Beaty, K. (2002). Eficacia de los preservativos para reducir la transmisión del VIH en heterosexuales (revisión) (versión en inglés). The Cochrane Database of Systematic Reviews. Wiley and Sons.
  7. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). VIH entre embarazadas, bebés y niños.
  8. UNAIDS. (2012). Informe mundial: informe de UNAIDS sobre la epidemia mundial del SIDA: 2012 (versión en inglés).