Cómo contarles a las personas que eres VIH positivo

Es posible que tengas muchas preguntas acerca de a quién contarle y cómo reaccionarán. Tómate un tiempo para planificar a quién le contarás y cuándo lo harás.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Con quién debo compartir la noticia sobre mi resultado de VIH?

Debes compartir la noticia de tu resultado con:

  • Parejas sexuales actuales y pasadas, si puedes ponerte en contacto sin que suponga un riesgo para ti. Algunos estados tienen además leyes que exigen que informes tu resultado de VIH. Si no te sientes segura de contactar tú misma a tus parejas sexuales, comunícate con tu departamento de salud estatal o local para solicitar ayuda. Algunos departamentos de salud locales pueden notificar a tus contactos sexuales sin dar tu nombre.
  • Cualquier persona con la que puedas haber compartido agujas
  • Tu médico y otros proveedores de atención médica

Te sugerimos que les cuentes acerca de tu resultado a:

  • Familiares y amigos que creas que serán comprensivos
  • Tus hijos
  • Tu empleador

Quizás temas que tus amigos y familiares te dejen, o que puedas sufrir discriminación. Quizás te preocupe que te juzguen o te sientas culpable por haber consumido drogas o por tu comportamiento sexual en el pasado. Pero al compartir la noticia es posible que encuentres una red de contención que te ayude a lidiar con el estrés de tener VIH y te ayude a sentirte menos sola.

¿De qué formas puedo contarles a mis hijos que tengo VIH?

Una preocupación importante para las madres con VIH es si deben decirles a sus hijos, además de cuándo y cómo hacerlo.

Te ofrecemos algunos consejos para hablar con tus hijos acerca de tu resultado de VIH:

  • Cuida de ti misma primero. Procura contar con la ayuda que necesitas y poder controlar lo que sientes antes de hablar con tus hijos acerca de tu VIH.
  • Conoce a tu hijo. ¿Tu hijo es suficientemente maduro para comprender la información?
  • Infórmate sobre el VIH para poder responder las preguntas de tus hijos de manera que comprendan las respuestas en función de su edad.
  • Ten planificado de antemano qué es lo que vas a decir. Escribe notas que te ayuden a seguir el hilo.
  • Piensa en el momento y el lugar en el que les contarás.
  • Procura que tus hijos entiendan que no pueden contraer VIH por vivir contigo. Por lo general los niños se preocupan por su propia salud.
  • Procura que reciban más apoyo. Busca un profesional de la salud que pueda hablar más en profundidad con tus hijos acerca del VIH. Analiza la posibilidad de informar a los maestros, directores o enfermeros de la escuela de tus hijos que estás lidiando con un problema de salud, para que ellos puedan prestar su apoyo desde la escuela.
  • Prepáralos en caso de que deban hacerse pruebas de detección. Será necesario hacer pruebas de detección de VIH a tus hijos si nacieron antes de que te diagnosticaran y no tienes una prueba de VIH negativa anterior que te hayas hecho después de que nacieron. Muchas personas pueden no tener síntomas por un tiempo largo después de haberse contagiado VIH. Esto también aplica a los niños que pudieron haberse infectado por transmisión madre-hijo.

¿Debo informarle a mi empleador acerca de mi resultado de VIH?

Tener VIH no significa que debas dejar de trabajar. Pero debes comprender cuáles son tus derechos en el lugar de trabajo. La ley prohíbe que te despidan por tener VIH, y tu empleador debe cubrir tus necesidades básicas. La Ley de Estadounidenses con Discapacidades otorga derechos civiles a nivel federal que protegen a las personas con VIH.

No tienes obligación de contarle a tu empleador acerca de tu resultado de VIH. Pero podrían existir buenos motivos por los que sería bueno que le cuentes:

  • Quizás necesites un permiso especial o un lugar privado para tomarte recreos para tomar tus medicamentos para el VIH a tiempo.
  • Quizás debas tomarte algo de tiempo libre para tus consultas médicas.
  • Trabajas en un lugar que eleva el riesgo de contagio a otras personas, como un hospital o laboratorio.1

Si decides informar tu resultado de VIH, tienes derecho a que se trate la información con absoluta confidencialidad. Esta información debe mantenerse separada de tu legajo personal.

Tu empleador está obligado por la ley a adaptarse a lo que necesites para cuidar de tu salud. Si crees que te despidieron por tener VIH, comunícate con un abogado especializado en discriminación laboral.1 Es ilegal que te discriminen por tener VIH.

Más información acerca de tus derechos como mujer que vive con VIH y cómo iniciar una demanda si violan tus derechos.

¿Qué puede ocurrir si les cuento a otros sobre mi resultado de VIH?

Muchas personas con VIH comparten su información con gente que las apoya. No obstante, algunas mujeres con VIH sufren discriminación. Si te niegan vivienda o atención médica, o le niegan acceso a una escuela o programa a tu hijo con VIH, debes saber que tienes derechos. Hay una serie de leyes de los Estados Unidos que los protegen. Las principales son la Ley de Estadounidenses con Discapacidades y la Sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973.

Si crees que tus derechos fueron violados debido a que tienes VIH, consulta a un abogado privado o tu oficina de asistencia legal local. No esperes. Puede haber plazos para presentar ciertos tipos de demandas.

¿Hay legislación acerca de informar mi resultado de VIH a mi(s) pareja(s) sexual(es)?

Si existen leyes que te exigen informar tu VIH o no depende de dónde vives. Algunos estados y ciudades tienen leyes que exigen notificar a las parejas. Esto significa que si eres VIH positiva, posiblemente la ley exija que tú (o tu médico) informen a tus parejas sexuales o a aquellas personas con las que compartiste agujas.

En algunos estados, si tienes VIH y no les informas a tus parejas, te pueden acusar penalmente. Algunos departamentos de salud exigen que los médicos informen el nombre de tus parejas sexuales y de las personas con las que compartiste agujas si conocen esa información, aun si tú te niegas a proporcionar esa información.2

Algunos estados también tienen leyes que exigen que el personal clínico notifique a una persona si saben que corre un riesgo importante de exposición al VIH. Esto se conoce como "deber de advertir".2