Logotipo It's Only Natural

Lactancia materna en la vida cotidiana: en casa y en público

Cada vez más mujeres amamantan mientras están fuera de casa. La lactancia materna en público es normal y la mayoría de los estados tienen leyes que protegen a las mujeres. Aun así, puede que te sientas incómoda cuando amamantes en público al comienzo. Existen muchas maneras de sentirte más cómoda al amamantar en público.

 

La lactancia materna y el regreso al trabajo

Letisha
Reproducir video

La lactancia materna no tiene que detenerse porque debes volver a trabajar. Conoce cómo otras mujeres planificaron su regreso al trabajo e hicieron arreglos con sus empleadores.

Amamantar en público

Patrice y su hija
Reproducir video

Escucha a otras madres que sintieron nervios al amamantar en público la primera vez.

Lidiar con estrés

Jamilah Ellis, educadora sobre la lactancia materna
Reproducir video

La maternidad y la lactancia materna pueden ser estresantes, pero existen maneras de mejorarlas. Algunas mujeres comparten qué les facilitó su nuevo rol como madre.

Si tienes que amamantar en público, la práctica puede ayudarte a aumentar tu confianza. Te damos algunos consejos:

  • Aprende a reconocer los signos tempranos de hambre de tu bebé para que puedas darle el pecho antes de que se ponga irritable.
  • Practica amamantar frente a un espejo. Tal vez te sorprenda lo poco que se ve de tus senos en realidad. Este es un buen momento para practicar con una manta si decides cubrirte con una.
  • Los horarios son importantes para tu rutina de lactancia materna. Puede ayudar que planifiques tus salidas según tu rutina de lactancia materna.
  • Descubrir la manera de sostener al bebé que funcione mejor para ambos será útil cuando te encuentres fuera de la casa.
  • Para facilitar la lactancia materna, puede ayudar que uses ropa cómoda, como prendas que puedas levantar desde la cintura o desabotonar, y que aprendas cómo quitar el panel del sostén de maternidad con una sola mano.
  • Considera llevar a tu bebé en un cangurito o portabebés suave como ayuda para tu rutina de lactancia materna.
  • Tienes opciones en cuanto al lugar para amamantar a tu bebé y no necesitas sentirte limitada a entrar a un baño para alimentarlo. En un restaurante o café, algunas mujeres eligen una mesa en la esquina o un cubículo para tener un poquito de privacidad cuando amamantan a su bebé.

Si eliges amamantar, por lo general tienes derecho a hacerlo en cualquier lugar. La lactancia materna es beneficiosa tanto para ti como para tu bebé. Nunca te sientas avergonzada de alimentar a tu hijo.