Salir de una relación abusiva

Nadie debería sentirse inseguro. Si te encuentras en una relación violenta e insegura, es posible que pienses en marcharte. No es necesario que lo hagas hoy o todo de una vez. Sin embargo, un plan de seguridad puede ayudarte a saber qué hacer cuando estés preparada para marcharte. Desarrollar un plan puede ayudarte a marcharte de manera segura cuando lo decidas.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué deberías considerar cuando decidas si marcharte o no?

Dejar una relación abusiva parece ser abrumador. Las mujeres suelen irse muchas veces hasta que finalmente deciden terminar la relación. Hay muchas razones complicadas de por qué es difícil dejar a una pareja abusiva.

Es posible que tengas dudas o miedos, o simplemente te sientas abrumada con solo pensar en marcharte. Es normal. Pero piensa en lo siguiente mientras tomas la decisión:

  • La violencia doméstica suele comenzar como un abuso emocional y luego se vuelve físico. Es importante pedir ayuda lo más pronto posible.
  • Es posible que tu pareja te haga creer que tú tienes la culpa de la violencia. No es así. No puedes hacer que alguien te lastime o maltrate. Tu pareja es responsable de sus acciones. La violencia y el abuso nunca son culpa de la víctima.
  • El abuso no es normal ni tampoco está bien. Es posible que creas que el abuso es un signo de que tu pareja te ama. No lo es. Tu pareja puede amarte, pero el abuso no es una muestra de amor. Es posible que creas que el amor romántico es pasional y que el abuso físico es una muestra de pasión. No es así. En una relación saludable, tienes que sentirse segura y no debe haber abuso físico, sexual, emocional o verbal.
  • El abuso puede ocurrirle a cualquier persona. Algunos hombres y mujeres creen que el abuso no puede ocurrirle a ellos. El abuso puede ocurrirle a cualquier persona, sin importar si tienes un título universitario, en qué vecindario vivas, tu edad, tu género, tu orientación sexual o si estás casada, saliendo con alguien o soltera.
  • Es posible que tu pareja sea bueno contigo algunas veces. Muchos abusadores tienen un patrón de abuso seguido de una compensación o de hacerte sentir especial o amada. Es muy probable que el abuso vuelva a ocurrir. El abuso suele empeorar con el tiempo, no mejorar. Conoce más sobre cómo obtener ayuda, incluso si tu pareja promete que dejará el abuso.
  • No puedes ayudar o "arreglar" a una pareja abusiva. No es tu responsabilidad convencer a una pareja violenta o abusiva de obtener ayuda. Tú eres responsable de tu propia seguridad y de la seguridad de tus hijos. Algunas parejas abusivas dicen que obtendrán ayuda como una forma de "compensarte" tras la violencia. Pero obtener ayuda no siempre significa que la violencia se detendrá.
  • La violencia de pareja está relacionada con problemas físicos y emocionales graves. Cuanto más continúa, más daño puede causar.

Además, si tienes hijos, piensa en su seguridad. Piensa si quieres que tu pareja los visite, en caso de que decidas terminar la relación. Muchos abusadores se vuelven más violentos cuando sus víctimas los dejan. Es por ello que un plan de seguridad, acordado con otras personas de tu vida, puede ayudarte a mantenerte segura una vez que te marches.

¿Con quién puedo hablar sobre dejar una relación abusiva?

Muchas personas pueden ayudarte a sopesar tus opciones para terminar una relación abusiva de manera segura. Puede ser inseguro si una pareja abusiva descubre que piensas marcharte. Intenta hablar solo con las personas que no le contarán tus planes al abusador:

  • Tu médico o enfermera. Muchas personas acuden al médico al menos una vez al año para un control de rutina, por lo que intenta visitar a tu médico o enfermera sin tu pareja. Si tu pareja insiste en ir contigo, intenta escribir una nota al personal de la oficina indicando que quieres ver al médico o enfermera a solas. O bien, dile a tu pareja que necesitas privacidad para hablar sobre un problema ginecológico del que te avergüenzas. También puedes decirle a tu pareja, frente a otras personas, que la política del médico es que solo los pacientes pueden ingresar a la sala de exámenes.
  • Un maestro, consejero o director de la escuela de tus hijos. Un adulto de la escuela de tus hijos puede ayudarte a encontrar refugios u otros lugares seguros en tu comunidad. Los maestros y demás personal de la escuela quieren ayudar a las familias de sus alumnos.
  • Recursos humanos. Si trabajas fuera de casa, el departamento de recursos humanos (RR.HH.) de tu lugar de trabajo puede conectarte con un Programa de asistencia a los empleados (EAP, por sus siglas en inglés) u otros recursos en tu comunidad.
  • Familia o amigos. La familia o amigos que te conocieron antes de que tuvieras una pareja abusiva podrían ayudarte. Si más de un familiar o amigo puede ayudarte, sería bueno que trabajen en conjunto para hacerlo.
  • Una línea telefónica gratuita como 1-800. Puedes hablar con defensores capacitados de la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia Doméstica gratis, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin dar tu nombre o dirección. Los consejeros pueden ayudarte a dar los pasos para dejar una relación abusiva. Puedes llamar a la línea de ayuda las veces que necesites.

¿Cómo puedo planificar irme y mantenerme segura?

Incluso si no te marchas de inmediato, crear un plan de seguridad puede ayudarte a saber qué hacer si tu pareja abusa de ti de nuevo. Puede ayudarte a ser más independiente cuando te marches.

Tu plan de seguridad te ayudará a estar preparada.

  • Identifica amigos y lugares seguros para ir. Crea un código con tus amigos, familiares o vecinos para hacerles saber que estás en peligro sin que el abusador lo descubra. De ser posible, pónganse de acuerdo sobre un lugar secreto donde pueden recogerte.
  • Mantén un celular alterno cerca. No intentes pedir ayuda desde el teléfono fijo o un teléfono celular compartido. El abusador puede rastrear los números. Si no tienes un celular, puedes obtener un teléfono celular prepagado. Algunos refugios contra la violencia doméstica ofrecen teléfonos celulares.
  • Memoriza el número de teléfono de amigos, familiares o refugios. Si tu pareja te quita tu teléfono, todavía podrás llamar a tus seres queridos o refugios para alojarte en un lugar seguro.
  • Haz una lista de las cosas que puedes llevar contigo si debes irte rápidamente. Documentos de identidad importantes y dinero son prioridad. Consulta la lista de empaque de seguridad para ver una lista detalladas de los artículos que debes empacar. Junta estos artículos, y mantenlos en un lugar seguro donde tu pareja no los encuentre. Si estás en peligro inmediato, vete sin llevar nada.
  • Si puedes, oculta un juego extra de llaves del auto para que puedas irte si tu pareja te quita las llaves.
  • Pregúntale a tu médico cómo obtener medicamentos o gafas adicionales, auriculares u otro artículo médico necesario para ti o tus hijos.
  • Comunícate con el juzgado de familia (o el juzgado de violencia familiar, si hubiese en tu estado) para solicitar información sobre la obtención de una orden de alejamiento. Si necesitas ayuda legal pero no tienes dinero suficiente, la agencia local contra la violencia doméstica puede ayudarte a buscar un abogado que trabaje gratis o cobre honorarios flexibles según lo que puedes pagar.
  • Protege tu seguridad en línea a medida que juntas información y te preparas. Usa la computadora de una librería pública para descargar información o usa la computadora o el celular de un amigo. Es posible que tu pareja rastree tu plan.
  • Intenta llevar contigo evidencia de abuso o violencia si abandonas a tu pareja. Esto incluye notas amenazadoras de tu pareja. Pueden ser copias de informes policiales y médicos. Puede incluir fotos de heridas o daños a tu propiedad.
  • Mantén copias de todos los documentos escritos y digitales en una memoria externa.

Los abogados de la línea nacional de ayuda contra la violencia doméstica, 800-799-SAFE (7233), pueden ayudarte a desarrollar un plan de seguridad. El Centro nacional de violencia doméstica y sexual proporciona un formulario (PDF, 193 KB) para desarrollar tu propio plan de seguridad. También puedes encontrar más consejos sobre el desarrollo de tu plan de seguridad. Todas las personas merecen estar seguras.

¿Qué necesito incluir en mi lista de empaque de seguridad?

Cuando dejas a un abusador, lo más importante es tu vida y tu seguridad, al igual que la de tus hijos. Si puedes planificarlo con antelación, te ayudará a llevar información importante contigo, además de dinero, ropa, medicamentos y otros artículos básicos.

Incluso si no estás segura de querer hacerlo o no estás preparada para marchare, sigue adelante y haz copias de los siguientes documentos, o asegúrate de guardarlos en un lugar seguro que no sea en casa:

  • Certificados de nacimiento, tarjetas de Seguridad Social y pasaportes o documentos de inmigración para ti y tus hijos
  • Tarjetas de seguro médico para ti y tus hijos
  • Registros financieros, tales como estados de cuenta recientes del banco y acciones o registros de fondos mutuos
  • Documentos de vivienda, como contratos de alquiler, estados de hipoteca o el título o escritura
  • Tu informe crediticio más reciente (puedes solicitar uno gratis)
  • El título o los papeles de alquiler de tu vehículo
  • Resúmenes de cualquier plan de jubilación
  • Las declaraciones de impuestos de los últimos dos años
  • Una copia escrita de números telefónicos o direcciones importantes en caso de que no puedas recurrir a tu teléfono celular o libreta de direcciones

Muchos de estos registros están disponibles en línea, por lo que intenta mantener el acceso a estas cuentas si no tienes copias en papel.

Es posible que quieras tomar fotos de cualquier bien valioso en tu hogar (algo que creas que valga mucho dinero). Además, si tienes alguna reliquia familiar (como joyería), llévala contigo o guárdala en un lugar seguro antes de marcharte. Puedes obtener una caja de seguridad en el banco para guardar las copias de los papeles nombrados, como así también objetos de valor pequeños. Si tienes una cuenta corriente conjunta, considera abrir tu propia cuenta corriente y guardar el dinero allí. Todos los adultos tienen derecho a abrir su propia cuenta bancaria, incluso si están casados o dependen de otra persona.

¿Qué ocurre si estoy demasiado asustada para irme?

Dejar una relación no es fácil. Es posible que todavía te preocupe tu pareja o tengas esperanza de que todo mejore. También puede ser difícil o que tengas miedo de marcharte porque:

  • Tu pareja es el padre de tus hijos.
  • Es posible que tu pareja te haya aislado de tus amigos y familia, por lo que sientes que no tienes un lugar al que acudir.
  • Es posible que tu pareja controle el dinero, por lo que sientes que no tienes los recursos para marcharte.
  • Puede que tu pareja te haya amenazado a ti o a tus hijos.
  • No quieres alterar la vida de tus hijos.
  • Tienes un familiar mayor o un hijo discapacitado que necesita cuidados.
  • No estás saludable por las heridas provocadas por la violencia doméstica o por una enfermedad.
  • Aún tienes sentimientos por tu pareja o te preocupa que estarás sola el resto de tu vida.

Puedes obtener ayuda para lidiar con estos problemas. Habla con un amigo, un ser querido o un consejero de la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia Doméstica, 800-799-SAFE (7233). Hay personas que quieren ayudarte.

Incluso si parece que la única manera de estar segura es marchándote, es posible que te sientas confundida o asustada de hacerlo. Es normal. La decisión de marcharte no la tienes que tomar hoy. Pero si te encuentras en una relación abusiva, debes buscar ayuda.

¿Cómo puedo irme si no tengo dinero?

En las relaciones abusivas o controladoras, es común que la pareja abusiva controle todo el dinero. Por lo general, una pareja abusiva no permitirá que la mujer trabaje fuera de casa o hable con su familia o amigos.

Incluso si no tienes dinero, puedes buscar el refugio para mujeres más cercano llamando gratis a la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia Doméstica, las 24 horas, al 800-799-SAFE (7233). No tienes que pagar por quedarte en un refugio contra la violencia doméstica.

Muchos refugios para víctimas de la violencia doméstica te ayudan a pagar el transporte hasta el refugio. Si ya te encuentras en un lugar temporal pero seguro, llama al refugio para pedir ayuda con el transporte.

¿A dónde puedo ir si decido marcharme?

Si no puedes acudir a un amigo o familiar, todavía tienes una opción segura. Un refugio para víctimas de la violencia doméstica, también denominado refugio para mujeres, es un lugar seguro para las mujeres que tienen parejas violentas. Por lo general, su ubicación no es pública, por lo que es difícil que una pareja abusiva lo encuentre. Estas refugios cuentan con habitaciones para mujeres y niños.

Encuentra un refugio para mujeres cerca tuyo. Si tu seguridad y bienestar dependen de que dejes a tu pareja violenta, tienes ayuda disponible. Conéctate o llama a la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia Doméstica, 800-799-SAFE (7233) o a la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual, 800-656-HOPE (4673), las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

¿Qué ocurre cuando llego a un refugio para víctimas de violencia doméstica o para mujeres?

Los refugios para víctimas de violencia doméstica disponen de artículos básicos para las mujeres que deben marcharse rápidamente y llegan sin nada. También ofrecen comida y cuidado para niños. Estos servicios suelen ser gratis.

Los refugios para víctimas de violencia doméstica suelen ofrecer:

  • Asesoramiento individual y familiar, y grupos de apoyo
  • Ayuda para inscribir a los niños en la escuela
  • Capacitación laboral y ayuda para buscar trabajo
  • Ayuda legal
  • Ayuda con asistencia financiera
  • Ayuda para buscar vivienda permanente

El alojamiento en un refugio para víctimas de violencia doméstica suele ser a corto plazo y limitado. El refugio puede ayudarte con el siguiente paso para conseguir alojamiento.

¿Qué ocurre cuando se termina mi tiempo en un refugio?

El siguiente paso puede ser un albergue transicional. Este tipo de albergue suelen ser departamentos separados e independientes para cada familia. Permite a la familia encontrar seguridad y tiempo para recuperarse de la violencia doméstica. El refugio puede ayudarte a encontrar un albergue transicional.

Los servicios ofrecidos por estos establecimientos pueden incluir:

  • Asesoramiento
  • Grupos de apoyo
  • Capacitación laboral
  • Ayuda legal
  • Guardería infantil
  • Ayuda para encontrar una vivienda permanente y económica

¿Pudimos responder tus preguntas sobre la violencia doméstica o de pareja?

Para obtener más información acerca de la violencia doméstica o de pareja, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones: