La tutoría de ¡Puedo hacerlo! se convierte en una amistad de por vida

¡Puedo hacerlo! (ICDI, por sus siglas en inglés) es un modelo de promoción de la salud inclusivo y personalizable que busca transformar las vidas de las personas con discapacidades. La Oficina de la Salud de la Mujer y el Consejo Presidencial sobre Deportes, Aptitud Física y Nutrición se han unido para garantizar que las mujeres y niñas con discapacidades tengan la oportunidad de ser físicamente activas y llevar una alimentación saludable a través de ICDI.

Me incorporé al ICDI hace algunos años como tutora y miembro del equipo de apoyo. Como tutora, ayudé a las personas con discapacidades (alumnos) a establecer objetivos semanales e involucrarse en la actividad física y la alimentación saludable. A través de la tutoría, no solo impulsé el apoyo social; también desarrollé amistades duraderas.

Haley y ToriEl otoño de 2009 fue mi primer semestre en la universidad y también me inscribí como voluntaria para un programa que utilizaba el modelo ICDI. Allí, conocí a la mismísima Tori, ¡mi primera alumna de ICDI! No sabía que mi decisión de inscribirme como tutora del ICDI cambiaría, literalmente, el resto de mi vida.

Como alumna y mentora del ICDI, Tori y yo comenzamos a participar de clases acuáticas y de danza, pero la diversión recién acababa de empezar. En los siguientes 4 años, me involucré más en el ICDI y con la familia de Tori. Veia a Tori los fines de semana, ayudaba con las fiestas de cumpleaños e incluso disfrutaba de las vacaciones familiares.

Acepté un trabajo en el área después de la graduación, por lo que, aunque ya no era tutora del ICDI, Tory y yo seguimos siendo amigas. Íbamos a Zumba 3 veces a la semana, dábamos un paseo después de la escuela e intentábamos pensar en un alimento saludable que comenzara con cada letra del alfabeto.

Ahora, Tori y yo estamos a 600 millas de distancia, pero eso no ha cambiado nada. En el primer año de mi mudanza, Tori vino a visitarme con su familia, y yo viajé para visitarla a ella. El día antes de marcharme, me escribió una carta que describía mi visita:

 "... y no puedo creer que te hayas convertido en parte de la familia... fue el mejor día y la mejor noche, fue el mejor día de mi vida".

Después de 9 años de amistad, mi relación con Tori sigue siendo difícil de describir. No solo es como una hermana; es mi mejor amiga.

Para conocer más sobre el modelo ICDI y cómo ayudar a crear oportunidades de actividad física y alimentación saludable para niñas y mujeres con discapacidades en tu comunidad, visita www.fitness.gov/ICDI.

Las afirmaciones y las opiniones que aparecen en esta entrada de blog pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.