Cómo nivelar el campo de juego: fomentar las actividades deportivas durante una pandemia

Hace cinco meses, la pandemia de COVID-19 cambió el juego tal y como lo conocemos, con respecto al acceso de los jóvenes a los deportes en las escuelas y comunidades. Mientras el país celebra la Semana Nacional de Deportes para Jóvenes, aplaudimos a los cesionarios de la iniciativa Compromiso de los Jóvenes con el Deporte (YES, por sus siglas en inglés), que respondieron con resiliencia y creatividad para seguir brindando deportes y actividades a los jóvenes.   

Como parte de la Estrategia Nacional de Deportes para Jóvenes lanzanda en septiembre de 2019, la Oficina para la Salud de las Minorías (OMH, por sus siglas en inglés) del HHS y la Oficina para la Salud de la Mujer (OWH, por sus siglas en inglés) otorgaron más de $6.7 millones a 18 sitios. La iniciativa YES ayuda a las colaboraciones a mejorar la actividad física y la nutrición de los jóvenes a través de una mayor participación en los deportes. El principal objetivo son las minorías étnicas/raciales, las niñas, los niños con discapacidades y los jóvenes con desventajas socioeconómicas que se encuentren en 6° a 8° grado, en particular aquellos provenientes de comunidades con menores índices de participación deportiva o acceso limitado a áreas atléticas o recreativas.

La OMH y la OWH se centran en los deportes para jóvenes porque son una fuente importante de actividad física y pueden tener beneficios significativos para la salud. También otorgan beneficios psicosociales, como mayor autoestima, mejores habilidades para la vida diaria y mejor rendimiento escolar.

mapa-yes

 

Durante la Semana Nacional de la Salud de la Mujer en mayo, la honorable Nan Hayworth, MD, miembro del Consejo Presidencial sobre Deportes, Aptitud Física y Nutrición,  compartió ideas importantes sobre celebrar a las mujeres y niñas activas y saludables durante esta época difícil. Nos basamos en su sabiduría y compartimos las lecciones aprendidas de aquellos que promueven activamente los deportes dentro del contexto de la pandemia de COVID-19.

Los cesionarios de YES hicieron frente al reto y adaptaron sus programas con una amplia variedad de enfoques novedosos. Sus adaptaciones están en progreso, pero ya hay tres lecciones valiosas aprendidas de sus experiencias.

  1. Las soluciones en línea pueden llenar la brecha de acceso son efectos laterales positivos en la participación general.

Cuando los requisitos del distanciamiento social impidieron que los cesionarios pudiesen brindar los programas para jóvenes en persona, muchos programas cambiaron a plataformas en línea. Sin embargo, descubrimos que ningún enfoque de los cesionarios era igual. Por ejemplo, los cesionarios utilizaron distinas formas de redes sociales y seleccionaron las que se adaptaban mejor a las necesidades del programa. Muchos cesionarios también ampliaron sus actividades del programa original para que estén disponibles durante el verano y no finalicen con el año escolar. En general, no importa qué método en línea se utilizó, los cesionarios vieron una mayor partiicpación de los jóvenes, las escuelas y las comunidades.

  1. La colaboración puede crear una situación favorable y establecer sociedades sólidas a futuro.

Un mayor compromiso con los entrenadores escolares y comunitarios ha generado iniciativas colaborativas; por ejemplo, los cesionarios ayudaron a capacitar a los profesores sobre los programas en línea y el contenido de salud en las escuelas. A su vez, algunas escuelas han integrado el programa YES en sus sistemas de aprendizaje en línea.  Algunos cesionarios trabajan directamente con los entrenadores para desarrollar capacitaciones, recursos y kits de herramientas virtuales.

3.  La creatividad se lleva el premio.

Para sobrellevar los obstáculos de los programas normales, los cesionarios se volvieron creativos en sus enfoques para fomentar la actividad física y la alimentación saludable. El espíritu de la competencia creativa está vivo en los "desafíos" para los jóvenes, donde deben crear recetas y participar en actividades físicas. Por ejemplo, los videos locales se presentan en versiones de 20 a 30 minutos, para que puedan cumplir con las pautas de actividad física de 60 minutos al día. Los cesionarios también brindan comidas que demuestran los objetivos de aumentar la ingesta de verduras de hoja verde, naranja o roja y frutas frescas.

 

El COVID-19 arrojó una fuerte bola curva a los cesionarios de YES y sus socios. Podemos celebrar la Semana Nacional de Deportes para Jóvenes aprendiendo de sus libros de tácticas virtuales y aplicando estrategias similares a otras iniciativas para jóvenes en nuestras comunidades personales. ¡Que comience el juego!