Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Conversa con tus hijos sobre el abuso sexual

Abril 23 de 2017

Para las adolescentes, el amor juvenil puede sentirse acaparador. La fiebre emocional y la confirmación que muchas experimentan de un primer amor puede ser emocionante, pero, algunas veces, puede volverse adictivo. Cuando las relaciones pasan de ser saludables a codependientes, pueden llevar a una conducta abusiva.

Dr. Jerry WeichmanTeniendo en cuenta que aproximadamente 1 de cada 3 estudiantes de escuela secundaria sufren violencia física o sexual de parte de alguien con quien están saliendo, debemos hablar estos temas con nuestros niños. Yo sugiero empezar lo antes posible. Esperar hasta que tu hijo adolescente esté en una relación puede ser muy tarde. A continuación, presento mis cinco consejos para que puedas hablar con tus hijos sobre las relaciones saludables:

  • Habla cuanto antes y con frecuencia. La clave para sentar las bases que le permitan a tu hijo entablar relaciones amorosas saludables es tener una serie de charlas continuas con tu hijo desde su niñez y hasta pasada la etapa de la adolescencia.
  • Ayuda a tus hijos a entender el concepto de consentimiento. Asegúrate de que los niños pequeños conozcan las partes de su cuerpo y los límites personales, y explica claramente la idea de consentimiento. Hazles saber que nadie debe tocarles sin su permiso. A medida que tu hijo crece, explícale lo que implica el consentimiento en una relación sexual. Explícales que el consentimiento conlleva un "sí" claro para tener relaciones sexuales. Significa que sabes y entiendes lo que está pasando, sabes y puedes decir lo que quieres y lo que no quieres, y no estás bajo la influencia de drogas ni alcohol.
  • Menciona tipos de abuso más sutiles. Los adolescentes pueden estar familiarizados con los tipos de abuso más extremos, como el abuso sexual o la violación. Sin embargo, es posible que no reconozcan formas de abuso más sutiles, como el abuso verbal y emocional que puede haber entre dos personas en una relación.
  • Muéstrales cómo debe ser una comunicación saludable. Muestra conductas saludables en casa y explícales que en las relaciones saludables, las personas saben escucharse, hablan abiertamente y con sinceridad y se tratan con respeto. Por otro lado, la comunicación abusiva incluye insultar a tu pareja, hacerla sentir culpa, hacerla sentir vergüenza e intentar menospreciarla o controlarla.
  • Sé breve. Estas charlas deben ser informales y breves. Incluso una charla de un minuto puede ser eficaz. Pueden tener lugar en el auto o donde sea que estén. Estas charlas sientan las bases para que tu hijo sepa sobre el comportamiento que se debe tener en las relaciones saludables. Al hablar sobre estos conceptos con frecuencia pero de forma casual, el adolescente sabrá que puede acercarse a ti con preguntas. Además, inculca en la mente de tu hijo adolescente la clase de comportamiento que debe buscar o evitar en las relaciones.

Si tu hijo adolescente está saliendo con alguien, quizás notes que la relación demanda más y más atención de su parte. Esto es común hasta cierto punto, pero el adolescente debería conocer las señales de advertencia (versión en inglés) de una relación abusiva o poco saludable. Por ejemplo, su pareja, ¿exige revisar su teléfono, se enoja cuando pasa tiempo con otras personas o trata de cambiar la forma en que se viste?, ¿usa técnicas sutiles para forzar las relaciones sexuales? Para obtener lo que quiere, una pareja abusiva puede:

  • Amenazar con terminar la relación: "Si no tienes relaciones conmigo, se acabó. Te dejo".
  • Usar la culpa: "Vamos. No lo dices en serio. Si realmente me quisieras, me lo demostrarías".
  • Respetar inicialmente los límites pero más adelante tratar de cruzarlos de nuevo: "Ya sé que dijiste eso, pero eso fue hace unas semanas. ¿No me amas?".
  • Suplicar hasta que la pareja ceda y le deje hacer lo que quiere, sin importar el consentimiento: "Vamos, por favor. Prueba esto. Por favooor. Vamos".

Todas estas son señales de abuso y nunca están BIEN. Habla con tus hijos sobre las cosas a las que deben estar atentos. Recuerda que los muchachos también sufren los mismos abusos emocionales y físicos pero es menos probable que busquen ayuda.

Si crees que un joven en tu vida se está sintiendo inseguro en una relación, empieza por visitar loveisrespect.org (versión en inglés), llama al 1-866-331-9474 o envía un mensaje con el texto loveis al 22522. Cuéntale a tu hijo adolescente sobre la Línea de Crisis por Mensaje de Texto. Los adolescentes pueden enviar un mensaje de texto con la palabra HELP al 741741 para contactarse con un consejero sobre crisis, el cual les puede ayudar a encontrar las herramientas y los recursos para escapar de su situación abusiva. Por último, los adolescentes pueden llamar a la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual al 1-800-656-HOPE (4673). La ayuda está disponible para ti y para ellos.

Las afirmaciones y las opiniones que aparecen en esta publicación pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.