Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Enfermedad del riñón: lo que necesitas saber

22 de marzo de 2018

¿Sabías que marzo es el Mes Nacional del Riñón? Llegó el momento de hablar sobre la salud renal y la enfermedad del riñón crónica, una enfermedad común entre los adultos de los Estados Unidos. Por ello, le pedimos a la Dra. Kajal Patel, médica especialista en el tratamiento y la atención de las enfermedades renales, que explique de qué manera las mujeres pueden mantener sus riñones saludables y lo que necesitan saber sobre la enfermedad del riñón crónica. Obtén sus consejos sobre la salud renal y conoce los factores de riesgo exclusivos de las mujeres para la enfermedad del riñón.

¿Qué función cumplen nuestros riñones?

La mayoría de las personas tienen dos riñones en funcionamiento. Cumplen tareas importantes como mantener nuestros cuerpos funcionando de manera normal, incluido el proceso de filtrar la sangre para eliminar el exceso de desechos y líquido para producir la orina.

Los riñones también pueden ayudar a controlar la presión sanguínea, producir glóbulos rojos y mantener nuestros huesos sanos. Si una persona padece una enfermedad del riñón, es posible que sus riñones no puedan realizar estas tareas tan bien o en absoluto.

¿Qué medidas puede tomar una mujer para cuidar la salud de sus riñones?

Puedes tomar medidas para mantener los riñones sanos al llevar una vida saludable en general. Esto significa comer bien, ejercitarse de manera regular, controlar el estrés, mantener un peso saludable, no fumar o dejar de fumar, limitar el consumo de alcohol y dormir lo suficiente. También te aliento a que:

  • Conozcas los riesgos de la enfermedad del riñón. Las mujeres que tienen diabetes, hipertensión, enfermedad cardíaca o antecedentes familiares de insuficiencia renal son más propensas a desarrollar una enfermedad del riñón. Es importante hablar con tu médico sobre cómo controlar cualquiera de estos factores de riesgo.
  • Consultes a un médico o a una enfermera de inmediato si desarrollas una infección de las vías urinarias (UTI, por sus siglas en inglés) para que puedan recetarte un antibiótico para tratarla. Una UTI sin tratar puede dañar los riñones.
  • Hables con tu médico o enfermera sobre la salud del riñón en tu próximo control.

¿Qué es la enfermedad del riñón crónica?

La enfermedad del riñón crónica (ERC) se produce cuando tus riñones están dañados y no pueden filtrar la sangre como lo hacen los riñones sanos. Existen diferentes causas y etapas de la ERC, así que si te diagnostican ERC, es importante trabajar con tu médico para descubrir la causa y elaborar el plan de tratamiento correcto.

¿Algunas mujeres son más propensas que otras a desarrollar una enfermedad del riñón crónica?

Algunas personas son más propensas que otras a padecer ERC. Por ejemplo, la enfermedad del riñón es más común en afroamericanos, hispanos, asiáticos, isleños del Pacífico, indígenas estadounidenses, personas mayores de 60 años y personas con antecedentes familiares de insuficiencia renal. La diabetes y la hipertensión son las causas principales de enfermedad del riñón.

Sin embargo, sabemos que existen algunos motivos interesantes por los que las mujeres pueden desarrollar ERC. El embarazo puede causar una insuficiencia renal aguda (IRA) o pérdida repentina de la función renal. La hipertensión y la obesidad en las mujeres durante la edad fértil aumenta el riesgo de desarrollar preeclampsia en el embarazo, que puede provocar IRA. Las mujeres que tienen IRA y preeclampsia durante el embarazo tienen un riesgo más alto de desarrollar hipertensión y ERC más adelante.

Además, las enfermedades autoinmunes como el lupus afectan con mayor frecuencia a las mujeres y pueden dañar los órganos, incluidos los riñones.

¿Existen medidas que pueden tomar las mujeres para controlar la enfermedad del riñón crónica?

Sí. En primer lugar, encontrar un médico en el que confíes y con quien tengas una buena relación es clave para vivir la vida con ERC. Pueden trabajar juntos y elaborar un plan para tratar la enfermedad del riñón antes de que lleve a una insuficiencia renal (que se produce cuando los riñones pierden casi toda su capacidad de funcionar). Tu plan puede incluir la toma de medicamentos y el tratamiento de otras afecciones o enfermedades con las que vives, como hipertensión, obesidad y diabetes.

También deberás tomar medidas para llevar una vida saludable en general, como comer alimentos saludables, controlar el estrés y hacer mucho ejercicio.

¿Qué papel cumple la nutrición en el control de la enfermedad del riñón?

Para las mujeres con enfermedad del riñón, es muy importante trabajar con un médico y/o un dietista para seguir un plan de alimentación saludable que sea adecuado para ti. Hacer cambios en la alimentación puede ayudar a evitar que la enfermedad del riñón empeore. Es posible que debas controlar la cantidad de proteínas, sal y minerales importantes de tu dieta. Si los riñones no funcionan bien, por ejemplo, el consumo excesivo de sodio puede causar acumulación de líquido en el cuerpo e hipertensión, que sobrecarga el corazón. También debes controlar el potasio: la enfermedad del riñón puede elevar los niveles del mineral en la sangre, lo que se conoce como hipercalemia. Esto puede causar problemas graves, incluso enfermedades cardíacas. Además de tomar medicamentos que traten la hipercalemia, es posible que sea necesario reducir el consumo de alimentos ricos en potasio, como la banana y la batata. Sé que esto suena como lo opuesto a lo que la mayoría de las personas aprenden sobre ciertos nutrientes. Por eso es tan importante trabajar con un experto que pueda ayudarte a aprender qué deberías comer y beber para controlar la enfermedad del riñón.

¿Qué deben preguntarles las mujeres a sus médicos para conocer su riesgo de presentar enfermedad del riñón crónica?

Pregúntale a tu médico si tu riesgo de presentar enfermedad del riñón es más alto que lo normal. Si tienes diabetes, hipertensión o enfermedades del corazón o los vasos sanguíneos, pregúntale si es necesario que te sometas a pruebas de detección de enfermedad del riñón. La única manera de saber si tienes enfermedad del riñón es a través de las pruebas.

La mayoría de las mujeres no presentan síntomas graves en las primeras etapas de la enfermedad del riñón. Pero hazle saber a tu médico si comienzas a notar algunos de estos síntomas:

  • Falta de energía
  • Dificultad para pensar con claridad
  • Poco apetito
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Sequedad y picazón en la piel
  • Hinchazón en los pies o tobillos
  • Necesidad de orinar con más frecuencia, en especial por la noche

Conoce más sobre la enfermedad del riñón crónica.

Las afirmaciones y las opiniones que aparecen en esta publicación pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.