La salud de la mujer en primer plano

Dr. Michael Twery

Lo que deberías saber sobre el sueño

09 de abril de 2018

Puede ser difícil encontrar un tiempo para dormir, en especial cuando tienes que lidiar con la familia, los amigos, el trabajo y otros compromisos. Sin embargo, es muy importante priorizar las horas de sueño. El Dr. Michael Twery, director del Centro Nacional de Investigaciones sobre Trastornos del Sueño en NHLBI, explica por qué es importante, cuántas horas se necesitan y por qué deberías conocer los trastornos del sueño.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Cuántas horas deben dormir las mujeres cada noche?

Los adultos deben dormir de siete a ocho horas cada noche, y su descanso debe ser reparador. Los científicos han descubierto que aunque muchas personas pueden sentirse despabiladas después de dormir menos, hacerlo por períodos más cortos o tener un horario de descanso irregular no contribuye al buen funcionamiento conjunto de sus órganos. La cantidad de horas que duermes, tu horario y la calidad del descanso contribuyen a una mejor salud y a un mayor bienestar. No dormir lo suficiente está relacionado con enfermedades como diabetes, depresión, obesidad y enfermedad cardíaca.

¿Cambia la cantidad de horas en la mujer al envejecer?

No. Aunque tu capacidad para encontrar el momento de dormir puede variar basado en tu familia, tu trabajo y responsabilidades del cuidado de otros, la cantidad de horas promedio de descanso no cambia con la edad.

¿Qué deberían saber las mujeres sobre los trastornos del sueño, y qué deberían hacer si creen que tienen un problema?

Si sientes que una somnolencia excesiva está afectando tus actividades durante el día a pesar de haber dormido lo suficiente, deberías considerar la posibilidad de hablar con tu médico sobre tus síntomas. Yo sugiero que lleves un diario en el que registres la hora a la que te acuestas, la hora a la que te despiertas durante la noche, los medicamentos y las bebidas alcohólicas que tomas, y los productos con nicotina que consumes. Estos datos pueden resultarle útiles a tu médico para entender lo que te está pasando y lo que debe hacer para ayudarte.

Otros síntomas que puedes incluir en tu diario de descanso podrían ser la dificultad que tienes para dormir o permanecer dormida; la imposibilidad para moverte a pesar de sentirte despabilada; los sueños vívidos que tienes; y la sensación de intranquilidad que te despierta por las noches, los ronquidos fuertes o una respiración con dificultad. Si tienes hipertensión o diabetes o corres riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, someterte a una evaluación por trastornos del sueño puede ser particularmente importante. También debes informarle a tu médico si hay miembros en tu familia a quienes un médico les haya diagnosticado un trastorno del sueño.

¿Por qué dormir es importante para gozar de buena salud?

Recientes avances científicos han demostrado que el descanso es fundamental para el bienestar de casi todas las células del organismo. Los horarios irregulares de descanso, un descanso insuficiente y no reparador también afectan al trabajo conjunto de las células y órganos de nuestro cuerpo.

La falta de sueño frecuente puede afectar nuestra capacidad para combatir algunas infecciones, lidiar con el estrés y regular el metabolismo (versión en inglés). El buen descanso también contribuye al buen funcionamiento del cerebro, ya que define los recuerdos y restaura la energía emocional, la cual puede incidir sobre las relaciones y la motivación. Investigaciones actuales buscan descubrir si la falta frecuente de sueño podría estar relacionada con trastornos cerebrales vinculados al estrés o a la pérdida de memoria.

¿Qué deberían saber las mujeres sobre los medicamentos que ayudan a dormir?

Yo recomiendo a las mujeres que eviten por todos los medios automedicarse. Si frecuentemente tienes problemas para dormir, habla con tu médico para idear un plan que funcione para ti.

¿Hay hábitos que impiden tener un sueño reparador?

Sí. La cafeína puede incidir negativamente sobre tu capacidad natural para sentir sueño, incluso si tomaste una taza de café cinco horas antes de ir a dormir. Beber alcohol antes de dormir puede alterar el patrón y la calidad del sueño. Del mismo modo, mirar televisión, escribir mensajes de texto y leer en la cama son hábitos que pueden incidir negativamente sobre el sueño. Centrarse en esas actividades puede convertirse en una rutina mental que afecta la manera en la que el cerebro pasa de la fase consciente a la fase de descanso. La luz con la cual llevas a cabo estas actividades también debilita la capacidad de tu cuerpo de liberar hormonas que le preparan para el descanso.

¿Qué medidas pueden tomar las mujeres para dormir mejor?

Vayan a dormir a la misma hora todas las noches. Dediquen un tiempo a prepararse para dormir, y pasen siete horas tranquilas durmiendo. Tomarse tiempo para relajarse, por ejemplo con un baño caliente, puede ayudar al cuerpo a prepararse para dormir. Por último, dormir en una habitación oscura, silenciosa y tranquila puede ayudarlas a dormir.

¿Hay algo más que te gustaría compartir?

A igual que comer bien y ejercitarse, dormir lo suficiente puede ayudarte a dar lo mejor de ti a tu familia y en tu trabajo, además de aumentar tu bienestar por muchos años. El buen descanso es un requisito fundamental para la vida, no una opción.

Obtén más consejos para dormir mejor (versión en inglés) y aprende más sobre los conceptos básicos del sueño (versión en inglés).

Las afirmaciones y las opiniones que aparecen en esta publicación pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.