Problemas del período menstrual

Los períodos menstruales regulares son un signo de que tu cuerpo funciona normalmente. Deberías tener períodos regulares a menos que estés embarazada, en la lactancia materna, postmenopáusica o tengas una afección médica que hace que el período menstrual se detenga. Los períodos irregulares, dolorosos o abundantes pueden ser signos de un problema de salud grave. Los períodos irregulares también pueden dificultarte quedar embarazada. Tu médico puede ayudarte a regularizar tus períodos.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Problemas del período menstrual: dolor menstrual (dismenorrea)

El dolor que sientes cuando tienes el período menstrual se llama dismenorrea. El dolor es el problema más común que las mujeres tienen durante el período. Más de la mitad de las mujeres sienten dolor en algún momento del período menstrual.2 Algunas mujeres solo sienten un poco de pesadez en el abdomen o una sensación de tirón en el área pélvica. Otras mujeres sienten cólicos graves que son diferentes del dolor del síndrome premenstrual (SPM).

La mayor parte del dolor durante el período menstrual se puede aliviar con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre como el naproxeno, el ibuprofeno o la aspirina.3 Si empiezas a tomar un medicamento AINE de venta libre cuando empieza el período también puedes disminuir el sangrado menstrual abundante4 y ayudar a controlar mejor el dolor.

Existen dos tipos de dismenorrea:

  • Dismenorrea primaria. Este es el tipo de dismenorrea más común. El dolor suele ser causado por contracciones del útero (matriz). El útero se contrae durante el período menstrual para ayudar al revestimiento uterino a dejar el cuerpo. Las adolescentes pueden experimentar dismenorrea inmediatamente después del primer período menstrual. En la mayoría de las mujeres, la dismenorrea primaria se vuelve menos dolorosa a medida que envejecen. Sin embargo, algunas mujeres sienten mucho dolor menstrual. Corres más riesgo de sufrir dismenorrea si:5
    • Tuviste el primer período menstrual antes de los 11 años
    • Tienes períodos más prolongados o abundantes
    • Fumas
    • Tienes altos niveles de estrés6,7
  • Dismenorrea secundaria. Este tipo de dismenorrea suele ser causado por otro problema de salud. El dolor de la dismenorrea secundaria empeora a medida que envejeces. También dura más que los cólicos menstruales normales. Entre los problemas que causan la dismenorrea secundaria podemos encontrar:
    • EndometriosisEsta afección se produce cuando el revestimiento uterino crece por afuera del útero, donde no corresponde. En respuesta a los cambios mensuales en los niveles de la hormona estrógeno, este revestimiento se deshace y sangra fuera del útero, causando hinchazón y dolor.
    • Fibromas uterinosLos fibromas son tumores que crecen en o sobre la pared del útero. Casi nunca son cancerígenos. Algunas mujeres con fibromas experimentan dolor pélvico y sangrado vaginal en ocasiones donde no están con el período menstrual.
    • Quistes ováricosLos quistes son sacos llenos de líquido que se encuentran en los ovarios. Los quistes ováricos no suelen causar síntomas, pero algunos pueden causar dolor durante el período menstrual o la ovulación.

Cuando consultar a tu médico

Habla con tu médico o enfermera si los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o el naproxeno, no funcionan o si el dolor interfiere con tus actividades diarias como trabajar o ir a la escuela. El médico o la enfermera te harán preguntas y algunos exámenes, incluyendo posiblemente un examen físico, para descartar otros problemas de salud. Lleva un seguimiento de tus síntomas y períodos en una agenda o calendario para ayudar a tu médico o enfermera a diagnosticar problemas de salud.

Consulta a tu médico para descartar otros problemas de salud si:

  • Tienes coágulos de sangre en el flujo menstrual que son más grande que una moneda.
  • El dolor se produce en ocasiones que no sean justo antes o durante el período menstrual.

El tratamiento depende de la causa del dolor. Tu médico puede prescribir anticonceptivos hormonales, como un dispositivo intrauterino hormonal (DIU)8, la píldora, una inyección o el anillo vaginal9, para ayudarte con el dolor causado por la endometriosis, los fibromas o los quistes ováricos. Los anticonceptivos hormonales a veces son recetados por los médicos para tratar otras afecciones de salud de la mujer, en vez de para evitar un embarazo. También es posible que necesites cirugía, como último recurso, si alguna de estas afecciones causa el dolor.

Problemas del período menstrual: períodos irregulares

Los períodos se consideran irregulares si el ciclo menstrual es más corto o más largo que el promedio. Esto quiere decir que el plazo desde el primer día de tu último período menstrual hasta el inicio del siguiente es menor de 24 días o mayor de 38 días.

Los períodos también pueden ser irregulares si la duración del ciclo varía en más de 20 días de mes a mes.10 Un ejemplo sería un ciclo que salta de una duración normal de 25 días a un ciclo de 46 días el mes siguiente y luego de nuevo uno de 25 días el próximo mes.

Los períodos irregulares son normales en las adolescentes y las mujeres perimenopáusicas. El período de las adolescentes puede ser irregular durante los primeros años hasta que se regulariza. Durante la transición a la menopausia, denominada perimenopausia, los ciclos menstruales pueden volverse más irregulares con el tiempo.

Entre las causas de los períodos menstruales irregulares encontramos:

  • Trastornos de la conducta alimentaria. Trastornos de la conducta alimentaria, frecuentemente la anorexia nerviosa, ya que los períodos irregulares o faltantes pueden ser causados por estas afecciones. Sin embargo, cualquier trastorno de la conducta alimentaria, como la bulimia nerviosa y el trastorno alimentario compulsivo, puede causar períodos irregulares.
  • Problemas de tiroides, como hipertiroidismo. El hipertiroidismo, o una tiroides hiperactiva, hace se produzca más hormona tiroidea de la que el cuerpo necesita. El hipertiroidismo a menudo puede causar menos períodos menstruales y más leves de lo común.
  • Altos valores de prolactina en la sangre. Esta afección se denomina hiperprolactinemia. La prolactina es la hormona que hace crecer los senos durante la pubertad y que produce la leche materna después del nacimiento del bebé. También ayuda a controlar el ciclo menstrual.
  • Ciertos medicamentos, como los recetados para la epilepsia o la ansiedad.
  • El síndrome de ovario poliquístico (SOP), una afección que causa múltiples quistes ováricos, desequilibrio hormonal y períodos irregulares. Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres con ciclos menstruales irregulares tienen SOP.1
  • Insuficiencia ovárica prematura (IOP). La IOP sucede cuando los ovarios dejan de funcionar normalmente antes de cumplir los 40 años. Incluso puede producirse durante la adolescencia. La IOP no es lo mismo que la menopausia prematura. A diferencia de las mujeres que atraviesan la menopausia prematura, las mujeres con IOP pueden seguir teniendo períodos, aunque generalmente son irregulares. Las mujeres con IOP también pueden quedar embarazadas.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)Los períodos irregulares también pueden ser un síntoma de EIP, una infección de los órganos reproductivos. La EIP suele ser causada por una infección de transmisión sexual (ITS).
  • EstrésLos estudios demuestran que los niveles altos de estrés crónico (de largo plazo) pueden causar períodos irregulares.11
  • Diabetes sin controlar. La diabetes tipo 1 y tipo 2 puede causar períodos irregulares, pero si la controlas podrás regularizarlos un poco más.12
  • Obesidad. La grasa corporal adicional produce la hormona estrógeno. El estrógeno adicional cambia el ciclo menstrual normal y puede producir períodos faltantes, irregulares o abundantes.

Cuándo llamar al médico

  • Tienes períodos irregulares después de ciclos normales.
  • El período menstrual se produce con más frecuencia que cada 24 días o con menos frecuencia que cada 38 días.

El tratamiento depende de la causa de la irregularidad en el período. El médico te puede recetar anticonceptivos hormonales, como un DIU hormonal,8 la píldora, inyecciones o un anillo vaginal,9 para ayudarte a controlar el ciclo menstrual. Los anticonceptivos hormonales a veces son recetados por los médicos para tratar otras afecciones de salud de la mujer, en vez de para evitar un embarazo.

Problemas del período menstrual: sangrado abundante

Los períodos abundantes afectan a una de cada cinco mujeres estadounidenses por año.13 Si tienes sangrado abundante, tus períodos pueden ser tan dolorosos y profusos que te resulta difícil efectuar actividades normales como ir a trabajar o a la escuela.

Entre las causas del sangrado abundante encontramos:

  • Problemas de ovulación. En un ciclo menstrual normal, el revestimiento uterino se acumula y engrosa para prepararse para el embarazo. Si el embarazo no se produce, el revestimiento uterino deja el cuerpo durante el período menstrual. Si las hormonas se desequilibran o bien si no ovulas, el revestimiento uterino puede ser demasiado grueso y sangrar profusamente y de manera impredecible.
  • Problemas con el revestimiento uterino. Si tus hormonas o el revestimiento uterino están desequilibrados, el sangrado puede ser demasiado profuso. Esta abundancia de sangrado se debe a que el revestimiento se expulsa durante el siguiente período menstrual.
  • Problemas de tiroides. El sangrado abundante puede ser síntoma de hipotiroidismo, o insuficiencia tiroidea. El hipotiroidismo se produce cuando la glándula de la tiroides no produce las hormonas tiroideas suficientes.
  • Fibromas uterinosLos fibromas están compuestos por tejido muscular que crece en o sobre las paredes del útero. Casi nunca son cancerígenos. Pueden ocasionar dolor y sangrado abundante o irregular.
  • Pólipos uterinos. Los pólipos son protuberancias en el tejido del endometrio que recubre el interior de la pared del útero. Suelen ser pequeños. Por lo general no son cancerígenos, pero pueden causar períodos menstruales con mucho sangrado y largos.
  • Determinados medicamentos. Algunos medicamentos, como los anticoagulantes, pueden causar períodos menstruales con mucho sangrado o largos.
  • Problemas en el embarazo. El sangrado abundante inusual o no regular puede ser producto de un aborto espontáneo (un embarazo en su primera etapa que se interrumpe) o un embarazo ectópico.  Un embarazo ectópico es cuando el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero (la matriz), en un lugar que no corresponde, lo que pone en peligro la vida de una mujer. Los embarazos ectópicos no pueden terminar en un embarazo saludable y son una emergencia médica.
  • Trastornos hemorrágicosLa hemofilia y la enfermedad de von Willebrand son trastornos hemorrágicos hereditarios que causan períodos menstruales con mucho sangrado. Según algunos estudios, hasta una de cada cinco mujeres blancas con períodos menstruales con mucho sangrado tienen un trastorno hemorrágico. Los trastornos hemorrágicos son menos frecuentes en mujeres afroamericanas, y afectan a alrededor de una de cada 20 mujeres afroamericanas con períodos de mucho sangrado.14 Para muchas mujeres, el sangrado abundante durante su período menstrual es un signo de que podrían tener un trastorno hemorrágico.
  • Obesidad. La grasa corporal adicional produce la hormona estrógeno. El estrógeno adicional cambia el ciclo menstrual normal y puede producir períodos faltantes, irregulares o abundantes.

Según algunos estudios, las mujeres con encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/SFC) corren riesgo más alto de tener mucho sangrado.15 Las mujeres con EM/SFC pueden sufrir diferentes síntomas que incluyen fatiga (cansancio o agotamiento que no mejora después de descansar y dormir), dolor muscular y en las articulaciones y problemas de memoria.

Cuándo llamar al médico

  • Tu período menstrual dura más de ocho días.
  • El sangrado supera uno o más apósitos o tampones cada una o dos horas.
  • Te sientes mareada, débil o cansada, o si tienes dolor en el pecho o dificultad para respirar durante tu período menstrual o después. Pueden ser síntomas de anemia. La anemia es una afección que aparece cuando tu sangre no puede transportar suficiente oxígeno a tu cuerpo porque le falta hierro.
  • Tienes coágulos de sangre durante tu período menstrual que son más grandes que una moneda de 25 centavos. (Los coágulos del tamaño de una moneda de un cuarto o más pequeños son normales).                 

Tu médico o enfermera puede tratar el sangrado abundante en primera instancia con anticonceptivos hormonales, como un dispositivo intrauterino hormonal (DIU),8 la píldora, una inyección o el anillo vaginal.9 Los anticonceptivos hormonales a menudo se recetan por otros problemas de salud de la mujer que no sean evitar el embarazo. Tu médico también puede sugerir que tomes analgésicos de venta libre, como naproxeno o ibuprofeno, que pueden disminuir el sangrado de algunas mujeres, especialmente si los tomas inmediatamente antes de que empiece el período o apenas empieza.

Si los anticonceptivos u otros medicamentos no ayudan, es posible que necesites cirugía para tratar la causa del sangrado abundante. Algunas mujeres pueden tener la menopausia antes de tiempo debido a la cirugía u otros tratamientos, enfermedades u otras razones.

Problemas del período menstrual: sangrado inusual (anormal)

Se llama sangrado anormal o inusual a cualquier sangrado diferente del de tu período menstrual habitual, o que se produce cuando no tienes tu período menstrual.

Las causas de sangrado inusual incluyen:

  • Cambios hormonales. Los cambios en los niveles hormonales durante la pubertad y la perimenopausia, que es la transición a la menopausia, pueden provocar períodos hormonales más largos y con más sangrado. También pueden causar ciclos irregulares.
  • EndometriosisEsta afección se produce cuando el revestimiento uterino crece por afuera del útero, donde no corresponde.
  • Quistes ováricosEl sangrado inusual puede ser síntoma de un quiste ovárico que explotó.
  • Cáncer, como el cáncer uterino, de cuello uterino y de ovarios. El sangrado vaginal después de la menopausia puede ser síntoma de un problema de salud grave, entre ellos cáncer uterino, de cuello uterino o de ovarios.

Cuándo consultar al médico

Debes consultar al médico si tienes sangrado inusual. Esto puede incluir:

Es probable que tu médico comience a controlar los problemas más comunes en mujeres de tu edad. Algunos de estos problemas no son graves y son fáciles de tratar. Tu médico puede recetarte anticonceptivos hormonales, como el DIU hormonal, la píldora, una inyección o el anillo vaginal, para ayudarte a controlar el ciclo menstrual. Los anticonceptivos hormonales a veces son recetados por los médicos para tratar otras afecciones de salud de la mujer, en vez de para evitar un embarazo. Otros tipos de sangrado, como el sangrado vaginal después de la menopausia, pueden ser más graves.

Problemas del período menstrual: períodos faltantes (amenorrea)

La ausencia de períodos menstruales antes de la menopausia se denomina amenorrea. Es posible que tengas amenorrea si:

  • No tuviste el período menstrual durante tres meses seguidos
  • No tuviste el primer período menstrual hasta los 15 años

La amenorrea afecta a entre el 3 % y el 4 % de las mujeres.16

La amenorrea que no está causada por el embarazo o la lactancia materna puede significar que tus ovarios dejaron de producir las cantidades normales de la hormona estrógeno. No contar con esta hormona puede tener graves efectos en tu salud.

Entre las causas de la amenorrea podemos encontrar:

  • Embarazo. El período menstrual desaparece durante el embarazo porque tus ovarios ya no producen óvulos. Es posible que tengas algunas manchas (sangrado vaginal ligero), pero eso es común y normalmente no representa un problema con el embarazo. Si tienes manchas durante el embarazo, consulta con tu médico o enfermera para estar segura. Obtén más información en nuestra sección sobre Embarazo.
  • Lactancia materna. Para algunas mujeres, sus períodos no regresan hasta que se termina el período de lactancia materna. Para otras, sus períodos pueden regresar a los pocos meses de dar a luz. Mientras tu bebé hace la transición de la lactancia materna a otros alimentos, es posible que estés ovulando y no te des cuenta. Todas las mujeres deben hablar con su médico o enfermera acerca de los métodos anticonceptivos durante la lactancia si no desean volver a quedar embarazadas de inmediato. Obtén más información en nuestra sección sobre Lactancia materna.
  • Trastornos de la conducta alimentaria, especialmente anorexia nerviosa. La amenorrea puede producirse si tu grasa corporal disminuye tanto que la ovulación se detiene. La anorexia a menudo causa una pérdida de peso extrema que resulta en un muy bajo peso corporal que no es saludable. Eso puede hacer que los períodos sean menos regulares o se detengan por completo.
  • Peso. Aumentar mucho de peso o adelgazar demasiado puede ser la causa de períodos faltantes. Los períodos menstruales normalmente se reanudan después de adelgazar (si tienes sobrepeso) o después de aumentar de peso (si estás demasiado delgada).
  • Estrés. El estrés grave a largo plazo puede afectar la parte de tu cerebro que controla la reproducción. Como resultado, la ovulación y el período menstrual pueden detenerse. El manejo del estrés puede ayudarte a restaurar los ciclos menstruales normales.11
  • Problemas hormonales. Esto incluye problemas con los órganos reproductores o aquellos causados por afecciones de salud como el síndrome de ovario poliquístico (SOP).
  • Otros problemas graves de salud, entre ellos defectos congénitos y tumores en el cerebro. Una vez que se tratan estos problemas, el período menstrual puede empezar por primera vez o bien puede restaurarse si se había detenido.

Cuándo llamar al médico

  • Pasaste tres meses sin tener el período menstrual y no estás embarazada ni en período de lactancia materna.
  • No tuviste el período menstrual a los 15 años.
  • No tuviste el período hasta tres años después de que los senos empezaron a crecer, o si los senos no empezaron a crecer hasta los 13 años.

Problemas del período menstrual: migraña menstrual

Aproximadamente cuatro de cada 10 mujeres sufrirán migrañas (un dolor de cabeza muy grave) durante la vida. Casi la mitad de dichas mujeres informa que sus migrañas se producen en la época del período menstrual.17

Los investigadores no están seguros de las causas de las migrañas. Muchos factores pueden desencadenar una migraña, como el estrés, la ansiedad o luces brillantes o parpadeantes. Además, las hormonas que controlan el ciclo menstrual pueden afectar los químicos del cerebro relacionados con el dolor de cabeza.18

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si piensas que tienes migrañas. Si ya sabes que padeces de migrañas, debes programar una cita si:

  • Tus dolores de cabeza cambian.
  • Los tratamientos que antes funcionaban ya no te ayudan.
  • Tienes efectos secundarios por los medicamentos.
  • Tomas anticonceptivos hormonales y tienes migrañas con aura (ves luces brillantes y parpadeantes o manchas que no son reales).18
  • Los dolores de cabeza empeoran cuando te acuestas.

La migraña no tiene cura, pero tu médico te puede ayudar a manejarla. Un paso clave es identificar qué desencadena la migraña y planificar cómo evitar estos desencadenantes.

Tu médico puede recetarte un medicamento para reducir la cantidad de migrañas. Entre los medicamentos podemos encontrar antidepresivos, medicamentos para la presión arterial, ciertos tipos de anticonceptivos y medicamentos para convulsiones. Las inyecciones de botox también pueden ayudar a prevenir las migrañas.

Existen otros medicamentos que pueden ayudarte cuando empieza la migraña. Algunos son de venta libre y otros son recetados. Obtén más información en nuestra página sobre Migraña

¿Pudimos responder tus preguntas sobre problemas del período menstrual?

Para obtener más información acerca de los problemas del período menstrual, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

  1. Sweet, M.G., Schmidt-Dalton, T.A., Weiss, P.M., Madsen, K.P. (2012). Evaluación y manejo de sangrado uterino anormal en mujeres premenopáusicas (versión en inglés). American Family Physician; 85: 35-43.
  2. American Congress of Obstetricians and Gynecologists. (2015). Dismenorrea: períodos menstruales dolorosos (versión en inglés).
  3. Marjoribanks, J., Ayeleke, R. O., Farquhar, C., Proctor, M. (2015). Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para la dismenorrea (versión en inglés). Cochrane Database of Systematic Reviews, número 7.
  4. Lethaby, A., Duckitt, K., Farquhar, C. (2013). Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para sangrado menstrual abundante (versión en inglés).Cochrane Database of Systematic Reviews, número 1.
  5. Grandi, G., Ferrari, S., Xholli, A., Cannoletta, M., Palma F., Romani, C., et al. (2012). Prevalencia del dolor menstrual en mujeres jóvenes: ¿qué es la dismenorrea?  (versión en inglés). Journal of Pain Research; 5: 169-174.
  6. Ju, H., Jones, M., Mishra, G. (2013). La prevalencia y los factores de riesgo de la dismenorrea (versión en inglés). Epidemiologic Review; 36(1): 104–113.
  7. Wang, L., Wang, X., Wang, W., Chen, C., Ronnennberg, A., Guang, W., et al. (2004). Estrés y dismenorrea: un estudio prospectivo basado en la población (versión en inglés). Occupational and Environmental Medicine; 61(12): 1021–1026.
  8. Espey, E. (2013). Terapia intrauterina de primera línea con levonorgestrel para sangrado menstrual abundante (versión en inglés). New England Journal of Medicine; 368(2): 184–185.
  9. Boletines sobre ginecología del American College of Obstetrics and Gynecology Committee. (2016). Sangrado menstrual abundante
  10. Munro, M. G., Critchley, H. O., & Fraser, I. S. (2012). Los sistemas FIGO de nomenclatura y clasificación de las causas del sangrado uterino anormal en los años reproductivos: ¿quién los necesita?  (versión en inglés). American Journal of Obstetrics and Gynecology. doi: 10.1016/j.ajog.2012.01.046 
  11. Yamamoto, K., Okazaki, A., Sakamoto, Y., Funatsu, M. (2009). La relación entre los síntomas premenstruales, el dolor menstrual, los ciclos menstruales irregulares y el estrés psicosocial entre estudiantes universitarias japonesas (versión en inglés). Journal of Physiological Anthropology; 28(3): 129–136.
  12. Livshits, A., Seidman, D.S. (2009). Problemas de fertilidad en mujeres con diabetes (versión en inglés). Women's Health; 5(6): 701-707.
  13. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (2015). Sangrado menstrual abundante (versión en inglés). 
  14. Ahuja, S.P., Hertweck, S.P. (2010). Generalidades de los trastornos del sangrado en mujeres adolescentes con menorragia (versión en inglés). Journal of Pediatric and Adolescent Gynecology; 23(6): S15–21.
  15. Boneva, R.S., Lin, J. M., & Unger, E.R. (2015). Menopausia precoz y otros indicadores de riesgo ginecológicos para el síndrome de fatiga crónica en mujeres (versión en inglés). Menopause, 22, 826-834.
  16. Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine (PC-ASRM). (2008). Evaluación actual de la amenorrea (versión en inglés). Fertility and Sterility; 90, S219−225.
  17. MacGregor, E.A. (2009). Migraña menstrual: trastornos terapéuticos (versión en inglés).Therapeutic Advances in Neurological Disorders; 2(5): 327–336.
  18. Sacco, S., Ricci, S., Degan, D., Carolei, A. (2012). La migraña en la mujer: el papel de las hormonas y su impacto en enfermedades vasculares  (versión en inglés). J Headache Pain; 13(3): 177-189