Violencia contra mujeres inmigrantes y refugiadas

Las mujeres refugiadas e inmigrantes se enfrentan a muchos de los mismos desafíos que las mujeres que han sido víctimas de abuso. Sin embargo, también pueden enfrentarse a desafíos únicos, como el miedo a ser reportadas o de perder la custodia de sus hijos. El abuso físico, sexual, emocional o de otro tipo nunca está bien, incluso si sucede dentro del matrimonio. La violencia contra la mujer también va en contra de la ley, incluso si el abusador o la víctima no es ciudadano estadounidense.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué puede prevenir que la mujeres inmigrantes y refugiadas no denuncien la violencia o un abuso?

Las mujeres inmigrantes y refugiadas pueden no denunciar la violencia o el abuso porque pueden:

  • Sentirse humilladas por su comunidad
  • Tener la formación cultural de que las tareas familiares son más importantes
  • Recibir acusaciones de abandonar o fallar a su cultura y origen
  • Ser engañada sobre la capacidad de su pareja de deportarla o de quitarle la tenencia de los niños
  • Recibir información falsa de que en los Estados Unidos las leyes dictan que ella debe tener sexo con su pareja
  • Escuchar que su abusador puede pegarles o usar otras formas de castigo físico sobre ellas

A pesar de la probabilidad de que las mujeres inmigrantes y refugiadas enfrenten estos desafíos, generalmente también tienen fuertes lazos familiares y otros recursos de apoyo. Si crees que eres víctima de abuso, ponte en contacto con seres queridos.

Las mujeres inmigrantes, ¿cómo pueden denunciar la violencia o el abuso?

Puedes informar un delito sin importar tu situación de inmigrante. La violencia es ilegal. Si fuiste abusada, no tienes que responder a las preguntas sobre tu situación de inmigrante. Si los oficiales de la policía no hablan tu idioma, solicita un traductor o busca a alguien que pueda traducir por ti.

También puedes llamar gratis a la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia Doméstica, 800-799-SAFE (7233), para obtener ayuda y recursos en tu área.

¿Me pueden deportar si informo un abuso?

No te pueden deportar si eres ciudadana de EE. UU. o residente legal, o tienes una visa válida. Las únicas excepciones son que hayas usado documentos falsos para ingresar al país, violado las leyes de tu visa o cometido ciertos delitos.

Si no tienes documentos (documentos legales para estar en EE. UU.) o no estás segura sobre tu situación de inmigrante, deberías hablar con un abogado de inmigraciones. El refugio para violencia doméstica de tu área puede ayudarte a conseguir un abogado de inmigraciones. Es posible que obtengas un abogado gratis.

También es posible que puedas:1

  • Solicitar una tarjeta verde tú misma sin que tu pareja presente los beneficios de inmigración por ti. Esto se denomina autopetición. Puedes solicitarla sola si eres víctima de violencia doméstica y eres el hijo, padre o cónyuge actual o anterior de un ciudadano estadounidense o residente permanente (titular de la tarjeta verde). Conoce más sobre la autopetición.
  • Obtén una visa de estatus no inmigrante U (visa U). La visa U le da protección a las víctimas de violencia doméstica o abuso sexual que no son ciudadanos de EE. UU. La visa U puede ser el camino hacia una tarjeta verde.

¿Puedo obtener una orden de alejamiento si no soy ciudadana de EE. UU.?

Sí. Puedes obtener una orden de alejamiento (o una orden judicial de protección) incluso si no eres ciudadana o residente permanente legal de EE. UU. Una orden de alejamiento puede evitar que tu pareja haga contacto contigo. Puedes obtener una solicitud para una orden de alejamiento en juzgados, refugios para mujeres o estaciones de policía. Obtener una orden de alejamiento es gratis.

¿Cómo puedo proteger a mis hijos?

Si estás preocupada por tu seguridad y la de tus hijos, puedes:

  • Presentar una orden de alejamiento (u orden judicial de protección)
  • Solicita una orden de custodia que establezca que tus hijos deben vivir contigo. También puedes pedir que la orden diga que tu pareja no puede regresar con tus hijos a tu país de origen. Notifica al programa de alerta del Departamento de Estado de EE. UU. si te preocupa que tu pareja intente sacar a tus hijos del país.

Si tienes una orden de protección u orden de custodia, entrégale una copia a la escuela de tus hijos. Pídele a la escuela que no entregue los niños al abusador ni a ninguna persona que no tenga permiso legal para acceder a tus hijos.

¿Cómo se relaciona la mutilación genital femenina con la violencia contra mujeres inmigrantes y refugiadas?

En algunos países fuera de EE. UU, se realiza la mutilación genital femenina (MGF) a niñas o mujeres por motivos culturales o tradicionales. La MGF es la perforación, el corte, la extracción o la costura de todo o parte de los genitales externos de una niña o mujer sin razón médica. Como un tipo de violencia contra la mujer, la MGF es ilegal en EE. UU. y en muchos países.  La MGF no tiene beneficios para la salud y puede causar problemas de salud a largo plazo.

En Estados Unidos, se calcula que más de 513,000 niñas y mujeres sufren las consecuencias de la MGF.2

Aprende más sobre la mutilación genital femenina en nuestra página Mutilación genital femenina.

¿Respondimos tu pregunta acerca de las leyes sobre violencia contra las mujeres inmigrantes y refugiadas?

Para obtener más información sobre la violencia contra mujeres inmigrantes y refugiadas, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

  1. Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos. (2010) Opciones de inmigración para víctimas de delitos (versión en inglés).
  2. Goldberg, H., Stupp, P., Okoroh, E., Besera, G., Goodman, D., Danel, I. (2016). Mutilación/Cortadura genital femenina en los Estados Unidos: estimaciones actualizadas de mujeres y niñas en riesgo, 2012 (versión en inglés). Public Health Reports; 131: 1-8.