Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

No confundas abuso con amor

22 de octubre de 2017

Cada relación amorosa es diferente, pero hay algo en lo que se asemejan: en ninguna debe haber ABUSO emocional ni físico. Y eso es algo que todas las mujeres deberían saber. A veces, el abuso se malinterpreta o confunde con amor. Así es. Nadie tiene el derecho de lastimarte, controlarte ni inflingirte miedo —ni siquiera poniendo al amor como excusa.

Comparto este mensaje porque la violencia de pareja es un problema grave con efectos emocionales y físicos duraderos. Afecta a todo tipo de mujeres, independientemente de la edad, la raza, la etnia, los ingresos o el nivel de educación. ¿Eres una de estas mujeres? Debes saber que no estás sola. Aproximadamente 1 de cada 4 mujeres mayores de 18 años en Estados Unidos ha sufrido en su vida violencia física grave por parte de una pareja. Eso significa que alguien que amas o amaste alguna vez, como un exesposo o una exesposa, un exnovio o una exnovia o una pareja actual o anterior lastimó a su pareja a propósito. Y odio decir esto, pero, en algunos casos, las mujeres no sobreviven al ataque.

Nicole GreeneUn informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (versión en inglés) que analizó datos sobre femicidios descubrió que más de la mitad de los asesinatos cuyas circunstancias se conocían estaban relacionados con violencia de pareja. Más del 90 por ciento de estas mujeres fueron asesinadas por una pareja actual o anterior y los motivos que se mencionaron con más frecuencia fueron las discusiones y los celos. Una de cada 10 de estas mujeres también sufrió alguna forma de violencia el mes anterior a su muerte.

Todos MERECEN tener una relación sana ne la que haya seguridad y contención. Si te encuentras en una relación violenta, tienes opciones. Hay personas que quieren ayudarte. Ya sea que consideres buscar ayuda para ti o para un ser querido, estas son algunos datos que debes tener en cuenta:

  • El maltrato puede manifestarse de diferentes maneras y puede cambiar con el tiempo. El maltrato no es solo físico. También puede ser emocional o económico. Sin embargo, el maltrato suele comenzar siendo emocional y transformarse en físico con el tiempo. Si no sabes si estás sufriendo abuso, lee estas señales de maltrato. Recuerda que es importante buscar ayuda de inmediato.
  • La planificación de la seguridad es imprescindible. Tener un plan de seguridad facilita tu preparación para y reacción ante distintas situaciones, a fin de estar protegida. Ya sea que tu pareja te maltrate emocional, económica o físicamente, quieras seguir con la relación o abandonarla, o tengas hijos o mascotas, tu plan debería ser específico para ti. Por ejemplo, si piensas abandonar a una pareja violenta, puedes hacer planes para el momento previo a irte, el momento en el que te vas y el momento posterior a irte, a fin de estar preparada para cada etapa. Tu plan para el momento previo a irte te ayudará a determinar la cantidad de dinero que debes ahorrar, el lugar al que te puedes ir una vez que estés lista para partir y los documentos importantes que necesitas llevar contigo. Tu plan para el momento en el que te vas y para el momento posterior a irte te ayudará a mantenerte protegida y a salir a flote de la mejor manera según tu caso particular. Planificar todo lo tocante a la seguridad puede ser abrumador, por no decir otra cosa peor. Afortunadamente, puedes obtener ayuda gratuita y confidencial. Habla con un asesor especializado en violencia doméstica que esté capacitado para ayudarte a elaborar un plan de seguridad.
  • Hay ayuda a tu disposición. Ya sea que necesites ayuda con la planificación relativa a la seguridad, estés en una crisis o quieras averiguar sobre refugios y servicios en tu área, puedes llamar a una línea de ayuda. Por ejemplo, la Línea nacional de ayuda con la violencia doméstica, 800-799-SAFE (7233) o 800-787-3224 (TTY), tiene asesores disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana para hablar en forma confidencial con personas que sufren maltrato. También puedes buscar servicios en tu área o hablar con un profesional de atención médica, como un médico, un enfermero o un consejero. Si te sientes cómoda, puedes recurrir a personas en las que confíes, como familiares, amigos y organizadores comunitarios.
  • No estás sola. Aunque pueda parecer que estás sola, otras mujeres estuvieron en tu lugar y lograron salir de esa situación en forma segura. Beverly Gooden es una de ellas. Lee para saber por qué se quedó, por qué se fue y cómo encontró una nueva comunidad y construyó una nueva vida para ella.

Si sufres maltrato, es posible que te sientas atrapada, aterrada, triste, enojada, consternada, confundida o avergonzada. Hasta podrías sentir que tú tienes la culpa. NO es así. Nadie tiene el derecho de lastimarte —jamás. Emprende el camino hacia la seguridad y cuéntale lo que te sucede.