Lo que me gustaría haber sabido sobre estar saludable

La salud y el bienestar son un camino. Independientemente de dónde nos encontremos en el proceso, siempre podemos aprender maneras nuevas de alcanzar nuestras metas de salud. De hecho, ¡podemos inspirarnos unos a otros! En esta Semana Nacional de la Salud de la Mujer (13-19 de mayo), únete a nosotros compartiendo algún consejo de salud que te darías a ti misma cuando eras joven. Lo llamamos el desafío #WhatIWishIdKnown y les estamos pidiendo a las mujeres que compartan sus historias de #WhatIWishIdKnown (Lo que me gustaría haber sabido) en línea y a través de las redes sociales. Nuestra esperanza es que al hablar sobre lo que aprendimos con los años, podamos alentarnos unas a otras a tomar medidas para una mejor salud ahora y en el futuro.

Cuatro mujeres sonriendoA medida que nos preparamos para iniciar la semana, mi equipo y yo queremos compartir contigo nuestras historias de #WhatIWishIdKnown: 

  1. Brittany dice: si hay algo que me gustaría haber sabido cuando iba a la universidad y comenzaba mi carrera es lo importante que es el sueño para mi salud. Después de años de privarme del sueño para enfocarme en el trabajo, me di cuenta de que no dormir lo suficiente me estaba haciendo daño. Las últimas investigaciones sobre el sueño demuestran que dormir lo suficiente es esencial para mantener mi cerebro saludable para seguir teniendo mi mejor desempeño.
  2. Candace dice: no hay una rutina de ejercicios que le siente bien a todas las personas. Solía pensar que los mejores ejercicios tenían que incluir correr y levantar pesas, pero a medida que envejecí, me di cuenta de que la clave es MOVERSE. Las actividades como bailar pueden ser excelentes para fortalecer los músculos y el sistema cardiovascular también. Mi consejo es que descubras lo que te gusta y te funcione.
  3. Stephanie dice: me diría a mí misma que cuide de mi salud en mis años de juventud, ya que me ayudaría a cuidarme en mis años de vejez.
  4. Valerie dice: me hubiese gustado saber sobre los peligros de la exposición al sol cuando era joven. Mi piel se broncea fácil y siempre recibí halagos sobre mi brillo "saludable". No pensaba que necesitaba protector solar porque no me quemaba. Afortunadamente, aprendí sobre la importancia de proteger la piel antes de que sea demasiado tarde. Ahora uso protector solar todos los días, evito el sol durante la hora pico y uso sombrero y gafas para proteger mis ojos.
  5. Ann dice: me hubiese gustado que alguien haya encontrado la manera de convencerme de que mantenerme activa mientras envejecía era importante. Aprendí que se torna más difícil tener una rutina de ejercicios a medida que envejecemos.
  6. Gustavo dice: me hubiese gustado saber cómo cuidar mejor de mis dientes para evitar las caries a mediados y finales de mis 20.

Finalmente, esto es lo que me diría a mí mismo cuando era joven: desayuna todos los días. No sé cuándo dejé de hacerlo, debe haber sido a principios de mis 20. La vida se volvió agitada y tengo una lista de cosas para hacer en mi mente incluso antes de levantarme de la cama. Como resultado, comienzo mi día en piloto automático, lo cual es un mal hábito. Cuando me tomo 10 minutos para prepararme algo de comer en la mañana, incluso si es algo tan simple como huevo hervido con espinaca fresca picados, mi mente y mi cuerpo se sienten mucho mejor. Es un cambio pequeño, ¡pero marca una gran diferencia!

Espero que nuestras historias de #WhatIWishIdKnown te inspiren a tomar medidas para mejorar tu salud en esta Semana Nacional de la Salud de la Mujer y en el futuro. Únete a la conversación y comparte tus lecciones sobre salud en las redes sociales. Usa #WhatIWishIdKnown y #NWHW en tus publicaciones y pídeles a tus amigos y familiares que hagan lo mismo. Juntos, podemos apoyarnos y tomar medidas para estar lo más saludables posible.